Cristina extendió una promoción de la que puede ‘colgarse’ La Rioja.

Le permite a las empresas deducir de sus impuestos las inversiones que hagan por la compra de bienes de capital y obras de infraestructura. La única condición es que las fábricas generen empleo. Es un régimen similar al de la promoción industrial vigente en La Rioja, que caduca en 2012 y por el cual el gobierno, las empresas y los sindicatos locales reclaman la prórroga.
La presidente Cristina Kirchner firmó la reglamentación de la ley 26.360 que prorroga y amplía el régimen de promoción de las inversiones en bienes de capital y obras de infraestructura.

La ministro de la Producción, Débora Giorgi, definió la iniciativa como "la continuidad de una política muy exitosa".

Se trata de un régimen que se puso en marcha en 2004 y que pasó a ser conocido como la "ley Techint", porque el holding se planteaba entonces como uno de los principales beneficiarios de esa medida, ya que impulsaban el proyecto del Gasoducto del Noroeste, del que finalmente se distanciaron.

Con la prórroga anunciada, se pone en marcha un cupo fiscal de $ 1.200 millones por año para proyectos de inversión "que tengan fuerte incidencia en la creación de empleo y de valor agregado".

De ese total, $ 200 millones son exclusivos para pymes. Las empresas tendrán que optar entre dos beneficios: la amortización acelerada del impuesto a las Ganancias o la devolución anticipada del IVA.

Comentá la nota