Cristina: "El Estado está para reparar la injusticia y la inequidad"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó, en el estadio polideportivo "Islas Malvinas" de Mar del Plata, el acto de entrega de las primeras tarjetas del programa de Asignación Universal por Hijo.
La Presidente declaró que mientras haya argentinos sin trabajo el Estado "estará para reparar la injusticia y la inequidad".

Del acto participaron, además, el diputado nacional Néstor Kirchner; los ministros de Economía, Amado Boudou, y de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el titular del Anses, Diego Bossio; el gobernador Daniel Scioli y el intendente local, Gustavo Pulti.

Fernández de Kirchner pidió a quienes perciben las asignaciones universales que "no permitan que les digan que lo que reciben es de otros" sino que "es de ustedes porque son los que contribuyen a sostener un país sin pedir nada más que un trabajo".

En este sentido, sostuvo que cuando se paga "un producto cualquiera, una parte del IVA va al Anses", por lo cual esos fondos también se nutren del aporte de todos los ciudadanos a través de ese impuesto.

"No permitan que les digan que lo que reciben es de otros. Es de ustedes más que de nadie porque son los que contribuyen a sostener un país sin pedir nada más que un trabajo", aseveró la mandataria.

Señaló que el día que todos los ciudadanos posean "recibo de cualquier empresa" en lugar de subsidios como la asignación por hijo "se habrá cumplido el verdadero objetivo del Gobierno que es el trabajo decente y seguro".

Fernández de Kirchner destacó la necesidad que tiene su gobierno de hacer "reparaciones sociales" a través de iniciativas como la Asignación Universal por Hijo.

"Estamos aquí para iniciar reparaciones sociales que tal vez debieron haber sido hace tiempo, o tal vez si hubiéramos tenido durante mucho tiempo un país donde gobernantes industrializaran y generaran trabajo, no tendríamos necesidad de hacer estas cosas", dijo la presidenta en un acto previo a la entrega de tarjetas de asignaciones por hijo.

Agregó que el gobierno se "hace cargo de esta etapa histórica", "sin culpar" a sus antecesores y destacó la voluntad de "poner las manos y la cabeza en función de poder articular soluciones, como la asignación básica universal".

Comentá la nota