Cristina envió el Presupuesto 2010 al Congreso: dólar a 4,28 y ajuste fiscal

Cristina envió el Presupuesto 2010 al Congreso: dólar a 4,28 y ajuste fiscal
Así lo anunció la Presidenta. Entre los principales índices se calcula un crecimiento del 3%, una inflación del 7,1% y un superávit primario del 1,5 %. El ministro de Economía brindará los detalles en el Parlamento el viernes.
El ministro de Economía, Amado Boudou, retocó a último momento los borradores del proyecto de Presupuesto 2010 que circularon en los últimos días entre despachos oficiales. Aunque desde el Palacio de Hacienda intentaron que sus principales números no trasciendan, fuentes del kirchnerismo parlamentario revelaron a Crítica de la Argentina que el texto prevé que el dólar cotizará a un promedio de $4,28, que la inflación (del INDEC) será del 7,1% y que la economía crecerá un 3,2 por ciento. El proyecto supone que la actividad económica se expandirá este año cerca del 0,9%, pese a que todas las consultoras y centros de estudios económicos estiman caídas de entre el 2 y el 3 por ciento. También prepara el terreno para el ajuste fiscal que abonaría el acercamiento que propicia Boudou con el Fondo Monetario: por primera vez en la era K, se espera aumentar más la recaudación que los gastos del Estado.

Mientras todos los ojos en el Congreso se posaban en el debate de la nueva ley de medios, un solitario empleado legislativo permanecía en la Mesa de Entradas para evitar que el Ejecutivo viole el plazo constitucional que venció a la medianoche para que Economía presente su propuesta de asignación de recursos y gastos. Hasta las 22.30, el texto no había llegado pero la Presidenta confirmó su envío.

Cerca del ministro aseguraban que los detalles "recién se van a conocer cuando Boudou lo explique en Diputados". Lo haría este viernes, antes de viajar a Estados Unidos con la presidenta Cristina Kirchner para una cumbre del G-20.

Según las fuentes parlamentarias consultadas, Boudou prevé recaudar $ 238.280 millones en 2010. Es un 13,4% más que lo previsto para este año. Los gastos, en cambio, crecerán un 11 por ciento. El plan resultaría en un superávit primario (antes del pago de deuda) del 1,4% del PBI, equivalente a unos $ 18.436 millones.

Tras el pago de los intereses previstos para todo 2010, el excedente presupuestario se transformaría en déficit financiero. Por eso hará falta acudir al Fondo Monetario o a los acreedores privados y ajustar el gasto, según el menú de opciones que baraja Boudou. Los intereses de la deuda, de todos modos, volverán a superar lo que el Estado gasta en pagarles a sus empleados.

El producto bruto nominal (la masa de bienes y servicios que se producen en todo el año) equivaldrá a 307.690 millones de dólares a fines de 2010, siempre según las previsiones oficiales que revelaron las fuentes del Congreso. Boudou calcula que el crecimiento rondará el 3,2% en el año, pero parte de un optimismo difícil de justificar para un 2009 que todos juzgan gris. Anoche la Presidenta se hizo eco de ese optimismo y dijo que "este año vamos a volver a crecer y el año que viene lo haremos mucho más".

Para el diputado opositor Claudio Lozano (CTA-Proyecto Sur), uno de los puntos débiles del texto es la debilidad fiscal de las provincias. "Casi todas van a estar en rojo y sin un Estado nacional capaz de financiarlas", advirtió el legislador, aliado del electo Pino Solanas.

CHEPPI Y FRAGUÍO CERCA DEL ADIÓS. Fuertes versiones de renuncia corrieron ayer sobre dos funcionarios: el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y el secretario de Industria, Fernando Fraguío. La propia presidenta Cristina Kirchner desmintió la primera especie. "No, no, nada que ver", dijo a los periodistas en Casa Rosada. Consultados voceros del Ministerio de Producción, organismo que supervisa a los secretarios en cuestión, contestaron que es una decisión en manos de la Presidenta. Fraguío, que ya amagó con renunciar hace unos meses, se habría despedido ayer de sus secretarias. Sin embargo participó en un acto oficial.

Comentá la nota