Cristina elogia el superávit comercial, pero crece lento

La presidenta Cristina Kirchner anticipó ayer los datos sobre el comercio exterior que el INDEC dará a conocer la semana próxima: precisó que el superávit comercial sumó en los primeros diez meses del año 11.366 millones de dólares, con un aumento de "casi 40 por ciento" frente a los 8.240 millones de dólares que había acumulado en el mismo período del año pasado.

De esta forma, la Presidenta buscó remarcar la relevancia de lo que considera uno de los pilares del modelo económico: el superávit comercial, es decir las divisas que ingresan al país cuando las exportaciones superan a las importaciones. El otro pilar es el superávit fiscal, que marca el nivel de ahorro que genera el Estado cuando tiene ingresos mayores que los gastos, sin computar los pagos de la deuda pública.

Sin embargo, las cifras provistas ayer por Cristina dejaron en evidencia un síntoma más del impacto de la crisis global sobre la economía argentina: ese resultado implica que en octubre pasado el superávit de la balanza comercial creció apenas 1% contra el que se registró en octubre de 2007.

Hasta septiembre, el saldo acumulado entre importaciones y exportaciones era de 10.229 millones de dólares, con lo cual, para llegar al número que mencionó la presidenta, octubre habría cerrado con un superávit de 1.137 millones de dólares, apenas 12 millones más o un 1,07% por encima de los 1.125 millones de dólares de saldo positivo del mismo mes de 2007.

El resultado llama la atención sobre todo porque el superávit de la balanza comercial venía mostrando mes a mes fuertes incrementos del orden del 30% en promedio. Sólo se había producido un bajón en agosto, cuando superó 12% el registro interanual.

Así, queda por analizar a qué se debió la fuerte contracción del superávit de octubre. Hasta que el INDEC no difunda el informe oficial, no se podrá saber si se produjo por una caída en las exportaciones o por un fuerte aumento en las importaciones. Ya en los datos de la recaudación impositiva de octubre se advirtió una desaceleración en los ingresos aduaneros por aranceles y retenciones.

Comentá la nota