Cristina durmió la nueva ley de radiodifusión

Pasaron los 60 días que se fijó el Gobierno para debatir el proyecto, pero todavía no llegó al Congreso. El retraso generó quejas en el oficialismo.
El 18 de marzo, en un acto multitudinario, frente a todo el Gobierno, la CGT, la CTA, los organismos de derechos humanos, embajadores y dirigentes sociales, la presidenta Cristina Kirchner aseguró que enviaría al Congreso un nuevo proyecto de ley de medios audiovisuales "para terminar con la Ley de Radiodifusión de la dictadura". La Casa Rosada puso un plazo: el anteproyecto se debatiría en distintos foros por sesenta días y luego se mandaría al Parlamento. Nunca pasó. Tres meses después de aquella promesa K, el Gobierno da por hecho que el tratamiento legislativo del nuevo proyecto de ley de radiodifusión está retrasado. La Presidenta no lo mandará al Congreso hasta después de las elecciones legislativas del 28 de junio, revelaron varios funcionarios del gabinete encargados de este tema.

Los foros de debate por la nueva Ley de Radiodifusión –en los que se incluyeron universidades, ONG, académicos e incluso gobernadores– se hicieron por todo el país en el tiempo estipulado, pero luego debieron extenderse con la creación de nuevos debates, debido a que los Kirchner demoraron el envío del proyecto al Congreso, confesaron fuentes de la Secretaría de Medios.

El último foro se hizo el martes pasado. Fue en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo. Su titular, Hebe de Bonafini, expresó a su estilo las dudas que existen en una parte del oficialismo sobre el retraso en el tratamiento de esta ley: "Yo le pido a la presidenta Cristina Fernández que, en honor a los periodistas desaparecidos durante la dictadura y a todos los que luchamos por la democracia, que se presente ya el proyecto en el Congreso", exigió, y luego sinceró sus temores con una metáfora: "Si los huevos están mucho tiempo en la incubadora, en vez de pollitos van a salir huevos fritos".

Comentá la nota