Cristina más dura con el Campo: calificó a los paros de "salvajes"

Cristina más dura con el Campo: calificó a los paros de "salvajes"
La presidenta Cristina Kirchner castigó a la dirigencia agropecuaria al sostener que "los siete paros patronales son salvajes", en la jornada previa a la finalización de la nueva medida de fuerza que hizo el sector contra las políticas del Gobierno nacional.
En la misma línea, la mandataria condenó "la muerte de una persona que no pudo pasar con una ambulancia como consecuencia de los piquetes de ruta" que llevaron adelante ruralistas de la provincia del Chaco.

"Yo no recuerdo en la historia, ni siquiera regional, que en un año y tres meses haya habido siete paros, incluso con las características de desabastecimiento, escraches, cortes de rutas", disparó Cristina.

Lo hizo al encabezar un acto en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, junto a intendentes bonaerenses, quienes firmaron un acta de adhesión al Fondo Federal Solidario, que creó el Gobierno para coparticipar el 30 por ciento del dinero que recauda la Nación por las exportaciones a la soja.

La jefa de Estado también instó a los integrantes de la Mesa de Enlace -sin nombrarlos- a que "expliciten el modelo del país que quieren", que según señaló es el de una "Argentina agroexportadora donde queden mayores excedentes para exportar".

"Se trata de un modelo donde queden mayores excedentes para exportar y, entonces, obviamente, con gente sin trabajo y donde se come menos carne, se toma menos leche, se come menos pan y, entonces, queda un modelo agroexportador con grandes excedentes, como el de principios del siglo pasado", añadió.

La Presidenta contrapuso ese modelo al que impulsa el Gobierno, que, según dijo, se basa "fundamentalmente en el valor agregado, que permite que la gran parte de los argentinos tengan trabajos y salarios que les permitan ingresar a una vida digna".

La jefa de Estado se quejó de que "no estamos muchas veces ante reclamos sectoriales, sino ante situaciones de mayor densidad institucional, por decirlo a través de un eufemismo".

También castigó a quienes "por un lado cuestionan la decisión del Gobierno de coparticipar parte de las retenciones a la soja y luego deciden aceptar esos fondos".

En ese sentido defendió la coparticipación de las exportaciones de soja --repudiada por el agro--, al afirmar que "los intendentes y los gobernadores necesitan los recursos para pagar sus policías, para pagar sus maestros, sus obras públicas y las necesidades de sus habitantes".

En ese marco, Cristina insistió en que no se puede cortar rutas porque se piense diferente" y expresó que "hay que ajustarse a la voluntad de las mayorías".

La Presidenta encabezó el acto, adonde concurrieron unos 50 intendentes del conurbano y el interior bonaerense, que apoyan la iniciativa oficial de coparticipar entre las provincias y los municipios parte del dinero que se obtiene de las retenciones a la soja.

Comentá la nota