Cristina defendió las retenciones móviles y criticó a los ruralistas

Cristina defendió las retenciones móviles y criticó a los ruralistas
Dijo que el campo se opuso por oponerse y que si se aplicaran, hoy serían más bajas.
En el aniversario de la fatídica resolución 125, Cristina Kirchner aprovechó un acto en Olivos para responder a las renovadas quejas de la dirigencia agropecuaria.

Y soltó que si hubiera actuado "reflexivamente hoy estarían aplicándose alícuotas--a las exportaciones de granos--inferiores a las actuales".

Era el lanzamiento de una línea de créditos para refaccionar viviendas y la Presidenta tildó de irreflexivos a los integrantes de la Comisión de Enlace, quienes en Córdoba hicieron un acto que recordó el lanzamiento de la 125 y del prolongado conflicto que terminó derrocando esa resolución.

Ayer, la intención de la Presidenta fue fijar posición. Al contrario de la fuerte embestida del miércoles cuando Cristina amonestó a los productores al asegurar que "parece que nada les alcanza".

Cristina Kirchneer siguió: "Cuántas discusiones nos hubiésemos ahorrado, si se hubiese abordado en forma reflexiva" la discusión sobre las retenciones móviles.

Enseguida aclaró que si estuviera vigente la Resolución 125, "se estarían aplicando alícuotas inferiores a las actuales en materia de derechos de exportación, sin contar los fletes que se habían previsto para los productores alejados de los puertos".

Según Cristina, estas son "las consecuencias de oponerse por oponerse, no ya a lo desconocido sino también oponerse a cosas convenientes", insistió.

Con picardía subrayó que la movilidad de las retenciones "hoy es una de las solicitudes que las entidades patronales rurales nos hacen". O sea, lo que proponíamos el año pasado".

La Presidenta repitió que si estaría en vigencia la resolución sobre retenciones móviles, "habría alícuotas inferiores a las actuales sin contar además los fletes previstos para aquellos productores que estuvieran alejados de los puntos de colocación, de los puertos, y las compensaciones a los pequeños y medianos productores", apuntó.

No importa que Martín Lousteau, el autor intelectual de las retenciones móviles haya renunciado, casi como un chivo expiatorio, al poco tiempo de aquella derrota en el Senado por el voto "no positivo" de Julio Cobos, Ocurre que ahora, por la caída del precio de los granos, sobre todo de la soja, las alícuotas móviles son un argumento a favor.

Esto permitió ayer a Cristina señalar que "el concepto era tan correcto en materia de precios de commodities (materias primas) sujetos a las variabilidades internacionales, que un país no maneja. "Lo importante --destacó-- es tener instrumentos que den cuenta de esa variación e ir flexibilizando la aplicación de esos derechos de acuerdo a cómo fluctúa el mercado", concluyó.

No obstante, la Presidenta aseguró que "vamos a seguir dialogando, proponiendo, pero diciendo que tenemos que aprender a pensar reflexivamente y a contemplar el interés del conjunto también".

Comentá la nota