Cristina defendió los números del superávit.

En medio del acto de entrega de créditos hipotecarios, Cristina se tomó unos minutos para justificar tanto la fuerte caída del superávit fiscal como el bajón de las importaciones, ambos datos conocidos el viernes.
Respecto a la caída del superávit, que resultó en mayo un 85% más bajo que en igual mes de 2008, la Presidenta señaló que si se ahorró menos dinero no fue por mala administración, sino porque "se destinó a transferencias a provincias y también a ayuda a empresas para seguir sosteniendo la actividad económica".

Cristina enfatizó: "No hay una disminución del superávit fiscal caprichosamente o por mala administración, tiene que ver con el rol que los recursos del Estado tienen que cumplir a la hora de una crisis global sin precedentes".

En ese marco, Cristina consideró que "no es ingenuo" que se compare el superávit de este año, que se logra en medio de una crisis global, con el de un año atrás, cuando el país crecía a tasas récord.

La Presidenta también defendió que el superávit comercial hoy sea más fruto de la caída de las importaciones que por el crecimiento de las exportaciones. "Las importaciones han disminuido porque hemos tomado medidas activas en el marco de lo que se puede ser con la reglamentación de la Organización Mundial de Comercio y del Mercosur para defender el trabajo de los argentinos y esta es la forma en que el Estado tiene que intervenir: defendiendo los recursos naturales del Estado y, fundamentalmente, el trabajo de todos los argentinos.

Cristina criticó así la manera en que la prensa difundió ayer la información sobre el ahorro fiscal y el balance comercial.

Comentá la nota