Cristina defendió la eliminación de las AFJP y negó que signifique una estatización

En su discurso ante la Cumbre Iberoamericana, la presidenta ratificó la intención del Gobierno de modificar el sistema jubilatorio y agregó que se trata de un cambio de administración
La presidenta Cristina Kirchner volvió a defender el proyecto para eliminar las jubilaciones privadas que envió al Congreso y aclaró que no se trata de una estatización, sino de un cambio de administración.

"Hay una gran distorsión comunicacional. Se ha dicho que la Argentina estatiza, pero la Argentina cambia el sistema y pasa la administración nuevamente al sector público", dijo la Presidenta en la Cumbre Iberoamericana.

Para justificar la decisión, la jefa del Estado, enumeró: "Envié al Parlamento el proyecto, primero porque no suena muy eficiente que el Estado tenga que aportar al privado y, en este caso, si el Estado no aportara no tendría los jubilados no tendrían completa la jubilación".

La mandataria explicó que "de los 450.000 jubilados" del sector privado "el Estado debe asistir al "77 por ciento" para que alcancen el haber mínimo, con lo que justificó el proyecto del oficialismo que pone fin a las AFJP.

Contra crisis. En su discurso, la Presidenta también se refirió a la crisis financiera que azota al mundo: "Esta es una de las crisis más importantes que afronta la humanidad. Las crisis encierran grandes oportunidades, pero apurémonos, porque siempre las crisis la terminan pagando los que tienen menos oportunidades".

Al respecto, también manifestó que "fracaso un modelo que se instaló a fines de los 80 y se mantuvo en los 90, el modelo neoliberal que contaba con el consenso de Washington".

Y añadió: "Pocos países como la Argentina puedan dar cuenta que del fracaso de estas políticas. Donde el modelo de acumulación se pretendía hacer desde la desaparición del Estado y del más crudo darwinismo social, donde sólo se salvaban los capaces".

Comentá la nota