Cristina: “Cuando uno piensa en la ganancia sobre cualquier otra cosa, todo termina derrumbándose”

Cristina: “Cuando uno piensa en la ganancia sobre cualquier otra cosa, todo termina derrumbándose”
Al conmemorar los 132 años del viaje del Perito Moreno al Lago Argentino, la Presidenta fustigó a economistas y medios críticos. Sus palabras, a metros de su hotel y las fierras fiscales compradas por su familia.
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a criticar este domingo contra medios y economistas, obviamente críticos. Fue en el magnífico escenario natural de El Calafate, y la ocasión para reiterar los cuestionamientos a quienes reflejan los aspectos negativos de su gestión fue el aniversario del viaje, hace 132 años, del Perito Moreno al maravilloso Lago Argentino.

Según insistió en señalar la Presidenta, economistas y medios de comunicación tienen "una obsesión planificada para quebrar el orgullo de los argentinos". Fue justamente ante esa situación, que Cristina convocó a la sociedad a tener “esperanza en las convicciones en las ideas y en el orgullo de ser argentino".

"Cuando uno lee a Belgrano, a Alberdi o al perito Francisco Pascasio Moreno advierte que nada nuevo se ha inventado, que lo que necesitamos es rescatar la fuerza de nuestras propias experiencias históricas", destacó.

Nombró las importantes obras que se concretaron en su provincia, beneficiada como ninguna por la obra pública, y destacó los importantes cambios que ha mostrado justamente la zona de El Calafate, que hoy es conocido por todo el mundo como uno de los centros turísticos más importantes del mundo. No habló, en la ocasión, de su magnífico hotel en el lugar, que recibe justamente a esos turistas a un costo de 1.500 dólares la noche. Tampoco hizo mención al extraordinario negocio inmobiliario hecho por su familia y otros personajes vinculados al poder, que compraron tierras fiscales en ese paraísos a precios irrisorios. Apenas uno de esos negocios le dejó al ex presidente Néstor Kirchner más de dos millones de dólares de rédito.

Volvamos entonces a lo que sí se dijo hoy en Calafate: la Presidenta llamó a la reflexión sobre la especulación de algunos medios que insisten en provocar malestar social y descreimiento : “Cuando uno piensa que la ganancia está por sobre cualquier otra cosa, finalmente llegas el momento en que todo termina derrumbándose”. Fue un curioso simbolismo usado para graficar la causa de la crisis internacional.

"Esta crisis no es para nosotros, en función y en gestión de gobierno, la primera adversidad que hemos tenido que sobrellevar. Aquí en la provincia de Santa Cruz me acuerdo de Kirchner intendente con la primera hiperinflación y en la segunda hiperinflación", recordó. Luego, destacó, "pudimos atravesar la década de los 90 que llevó a la Argentina a una desocupación de 2 dígitos, a ser la provincia argentina con menor índice de desocupación, nunca superamos el 3 por ciento" de desempleo, manifestó.

Esto "es lo que luego sostuvimos en el orden nacional como un modelo de crecimiento y acumulación" y añadió que "el país también se construye con millones de hombres y mujeres jóvenes, anónimos, que tienen amor por la Patria, que creen en ella pese al constante bombardeo para bajar los brazos y pensar en que nada podemos hacer". Esta vez no hizo mención al enfrentamiento de su gobierno con el campo. Peralta y el intendente local Javier Belloni a la cabeza, aplaudieron entusiastas.

Luego del acto se firmaron convenios y se hicieron anuncios de obras públicas que apuntan a potenciar el turismo de El Calafate. Antes, el gobernador santacruceño Daniel Peralta había dicho que negar "la monumental crisis internacional sería pretender tapar el sol con las manos" y consideró que ante este panorama "el gobierno nacional tiene políticas claras y activas". Apuntó a que la provincia "está cambiando su matriz porque el modelo de empleo público está agotado". Irónicamente, hablaba del "modelo de empleo" que CFK había elogiado minutos antes.

Comentá la nota