Cristina criticó a grandes productores lácteos

En medio de cuestionamientos, parte del sector lácteo firmó el acuerdo de precios que establece un valor inferior al de setiembre. La Presidenta criticó a los grandes tamberos, quienes no participaron del convenio.
El gobierno nacional, productores tamberos de Córdoba, Santa Fe y La Pampa y representantes de la industria láctea firmaron un nuevo acuerdo que fija el valor del litro de leche cruda en un peso y que regirá hasta diciembre próximo, tal como adelantó este medio la edición anterior. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner remarcó que el convenio tiende “a cuidar no sólo la mesa de los argentinos, sino también a los productores” frente a un escenario de crisis donde disminuyó la demanda y los precios internacionales.

Al respecto, hay que tener en cuenta que los productores resignaron 0,5 por ciento del monto que venían percibiendo hasta el 30 de setiembre cuando cobraban 1,05 peso por litro de materia prima.

En ese sentido, la Presidenta rechazó los cuestionamientos de quienes sostienen que el nuevo valor de un peso es insuficiente: “Los grandes productores usan de escudo y máscara de proa a los pequeños para obtener mejoras. Critican por televisión que es poco el precio, pero igual a fin de mes pasan a cobrarlo”, y agregó: “Si dejamos que el libre mercado decida cuál va a ser el precio de la leche, todos ustedes saben qué pasaría si el Estado se retira: sería un precio que arruinaría a los pequeños y medianos productores, pero no a los grandes porque éstos no se arruinan nunca”.

El convenio que se celebró en la Residencia de Olivos fija en un peso el precio del litro de leche que se cobra en puerta de tambo y en 3.116 dólares el valor de la tonelada exportable de leche en polvo.

La primera mandataria recordó que cuando se rubricó el acuerdo anterior el 29 de junio pasado, la tonelada de leche en polvo era pagada en el mundo a 4.500 dólares, pero advirtió que hoy “oscila entre 2.400 y 2.600”. En el acto, Fernández de Kirchner estuvo acompañada por el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Carlos Cheppi, y el titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Ricardo Etchegaray. También estuvieron presentes los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli, y de Entre Ríos, Sergio Urribarri, y el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y más de un centenar de productores.

Críticas

Lo rubricado no tardó en cosechar críticas. A los cuestionamientos realizados antes de la firma por parte de la Mesa de Enlace, se sumaron los de otros referentes.

El presidente de la Unión General de Tamberos, Emiliano Amondarain, afirmó que “no sirve para nada” el acuerdo que firmaron, con aval del gobierno, productores con la industria láctea para fijar el precio de la leche fluida en un peso. Amondarain expresó que en el sector de la lechería “no es que no estemos de acuerdo con firmar acuerdos (de precios), sino que al no tener salvaguardas de cumplimiento, no tiene sentido ir a firmar” este tipo de convenios.

Asimismo, consideró que el acuerdo en cuestión carece de sustento y dejó en claro que el sector tambero no apoyará la medida. “Esto no alcanza, no sólo eso, sino que los anteriores acuerdos no se han cumplido”, indicó.

Comentá la nota