Cristina criticó a EE.UU. y propuso unificar posiciones en la región

"Exportó su crisis a nuestros países", dijo. También celebró el retorno de Cuba.
Estos tres días en Sauípe hubo "cuatro cumbres en combo. Los mismos personajes estuvimos en todas y en el mismo espacio". Visto desde afuera, reflexionó la Presidenta, podría "parecer extraño". En realidad, sostuvo, esta abundancia de cumbres pone de relieve "el principal problema que tenemos en el espacio latinoamericano y caribeño es que carecemos de un sistema para tomar decisiones".

Esa demanda se vio cumplida al fin del largo debate de los jefes de Estado. Se cumplieron tres objetivos: la decisión de los 32 países presentes en la reunión de institucionalizar la Organización de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que deberá ocurrir en febrero de 2010 y la decisión de unificar posiciones, entre México, Brasil y Argentina, frente al nuevo foro mundial: el llamado G20 "financiero" que George W.Bush convocó en noviembre para buscar salidas a la crisis internacional.

Cristina fue efusiva con el mexicano Felipe Calderón: "Usted es uno de los artífices de este encuentro que permitió reparar una injusticia con el retorno de Cuba al espacio latinoamericano de donde nunca debió haber salido". Antes de ayer, la isla caribeña ingresó como socio formal . Con el mismo énfasis, la Presidenta criticó simultáneamente al Fondo Monetario Internacional, al Banco Mundial y a Estados Unidos. Dijo que todas estas instituciones, con el gobierno norteamericano incluido, hicieron uso de "un doble estándar".

Para Cristina, el gobierno estadounidense "exportó su crisis a todos nuestros países. La recesión en EE.UU comenzó en 2007. Pero nadie, ni el Fondo, ni las calificadoras de riesgo, lo anticiparon". En su visión, "parece que estaban demasiado ocupados en perseguir un gobierno populista en América Latina y tal vez por eso no tienen tiempo para observar algunas cosas que pasan en las otras partes del mundo".

Cristina describió entonces lo que llamó un fenómeno curioso y es que los capitales salgan de los países emergentes para refugiarse en Estados Unidos, "el país que genera la crisis". Fue entonces que se interrogó: "¿Es que están todos locos? No, no estan locos. Es que ese país es el único autorizado para no cumplir con las reglas que los demás tienen la obligación de satisfacer para no ser condenados públicamente".

Cristinamarcó diferencias con "algunos colegas". Dijo que "esta crisis no es sólo económica y financiera. Es una crisis del orden político mundial que tenía como sistema a un grupito de países que gobernaban paralelamente a la Organización de las Naciones Unidas y que tenía como instrumento organizaciones como el Fondo Monetario Internacional".

Las ácidas declaraciones de Cristina respecto de las principales potencias (EE.UU. y Europa) contrastaron con la moderación de su colega Lula da Silva. Cuando en la conferencia final le preguntaron al brasileño si sería capaz de retirar su embajador de Estados Unidos en caso que el presidente electo Barack Obama no levante el embargo a Cuba, tal como propuso hacer el boliviano Evo Morales, Lula contestó: "Yo soy más cauto. Prefiero darle un tiempo a Obama quien recién va a asumir en enero. Y una vez que esté bien instalado lo podremos invitar a que se reúna con nosotros, los latinoamericanos, para discutir sobre política internacional".

Cristina se dio por satisfecha con la aceptación por parte de México y de Brasil de unificar posturas regionales para llevar al foro del "G20 Financiero". Según dijo la Presidenta, la chilena Michelle Bachelet ofreció "su país para que podamos discutir. Por que de nada vale lo que se diga aquí en los discursos si cuando uno se sienta frente a los poderosos no repite las mismas cosas. Eso también es doble estándar, como el de los organismos financieros multilaterales". Calderón confirmó, después, que el trío se reunirá en marzo en Santiago para avanzar en una propuesta conjunta a ser presentada ante sus otros pares del G20 financiero. Cristina consideró que Obama "terminará por reconsiderar" el bloqueo a Cuba y se esperanzó con que "tenga una mirada diferente de América Latina".

Comentá la nota