Cristina dio a conocer el proyecto de la nueva ley de Radiodifusión y dijo que evitará los monopolios

Cristina dio a conocer el proyecto de la nueva ley de Radiodifusión y dijo que evitará los monopolios
La presidenta Cristina Kirchner presentó el nuevo proyecto de Ley de Radiodifusión, que busca reducir de 24 a 10 el número de licencias en manos de un mismo grupo empresarial a nivel nacional, y que será sometido ahora a debate entre distintos sectores de la sociedad antes de ser girado al Congreso, dentro de 60 días.
En el Teatro Argentino de La Plata, donde confluyeron funcionarios, artistas, intelectuales, diplomáticos, gobernadores, la jefa de Estado remarcó que la iniciativa es "una vieja deuda de la democracia" y busca limitar los monopolios mediáticos.

"Se trata de un instrumento jurídico que ha sido trabajado con una seriedad que va a permitir debatir sobre la posibilidad de que todos los argentinos tengan derecho a la expresión. Los bienes de carácter social no pueden ser monopolizados por un sector o una empresa que creen que pueden ser dueños de la expresión de todo un pueblo", afirmó Cristina Kirchner.

El acto arrancó con tono académico pero con el fervor de los asistentes, entre los que se destacaba el titular del PJ, Néstor Kirchner, terminó con la marcha peronista.

El proyecto Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que cuenta de 21 puntos, limita a 10 licencias de servicios abiertos (radio y TV) que una sola persona o grupo puede tener a nivel nacional, mientras que para la explotación de servicios de televisión por cable se concederán hasta 24 licencias en diferentes localizaciones pero "en ningún caso la tenencia puede prestar mas del 35 por ciento del total de abonados".

A diferencia de la Ley 22.285, establecida por la última dictadura, se impedirá la formación de monopolios y oligopolios; se garantiza el derecho a la información y a la libertad de expresión; las licencias durarán 10 años y se podrán prorrogar 10 por años más; se permitirá el acceso a las entidades sin fines de lucro; y prevé que los partidos de fútbol relevantes podrán verse por TV abierta.

"El proyecto de ley ha considerado las prácticas de concentración ya operadas al momento de la sanción de la ley, estableciendo que las mismas no pueden ser alegadas como derechos adquiridos", indica la norma.

En su mensaje, Cristina Kirchner advirtió que "como todas las cuestiones que afectan intereses poderosos habrá piedras en el camino e intentos de tergiversación", por lo que pidió a "todos los argentinos un gran esfuerzo de abandonar la actitud de oponernos por oponernos".

"Este no es el proyecto de Cristina, ni del Gobierno, ni de un partido, sino una propuesta que ponemos en consideración de los argentinos", remarcó la mandataria y confirmó que la propuesta "deberá ser debatida ahora por toda la sociedad" para que los argentinos "la mejoren" y luego sea enviada al Parlamento.

En su mensaje, que fue interrumpido en varias ocasiones por el aplauso del público, la Presidenta remarcó que el proyecto "se refiere exclusivamente al sistema audiovisual" y no a los medios gráficos, por lo que acusó a algunos propietarios de diarios nacionales y en un mensaje al Grupo Clarín de tener "cola de paja".

"Deseo que este pueda ser un instrumento para que todos tengamos el derechos a ser visibles en la sociedad, para que cada ciudadano pueda formar su propia opinión y aprenda a pensar por sí mismo y no como le marcan de una radio o un canal: que pueda acceder a toda la información, todas las voces, creencias religiosas y políticas para que decida", insistió.

Por su parte, el titular del Comité Federal de Radiodifusión, Gabriel Mariotto, destacó la "valentía" de Cristina para impulsar la ley, que impedirá que un grupo tenga "en una misma zona la radio, el diario, la señal de cable y la distribución".

"No puede haber cadenas monopólicas que le quiten la voz al resto", dijo Mariotto ante el público, entre el que se encontraban también Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, el titular de la CGT, Hugo Moyano; el de la CTA, Hugo Yasky, entre otros.

Comentá la nota