Cristina confirmó obras de asfalto en las rutas 23, 8 y 232

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en su discurso que se seguirá asfaltando la ruta nacional 23 (Los Menucos-Maquinchao y Maquinchao-Jacobacci), así como la continuidad de una obra similar en la ruta 8 (Los Menucos-La Esperanza) y en la ruta 232, "La Japonesa". Reproducimos textual el discurso de la Presidenta:

"Muchas gracias a todos y a todas: tiene razón la señora Intendenta, tiene razón el señor Gobernador, cuando dicen que estoy en casa, que estoy en la Patagonia, recién cuando bajaba y miraba el paisaje me parecía estar llegando al Gobernador Gregores, o a Pico Truncado, allá más al sur, en la provincia de Santa Cruz.

Hoy aquí, paradito como estamos, sobre este tramo más que importante de esta Ruta Nacional 23, transoceánica, largamente demandada por todos ustedes sé que estoy en algo más que un corte inaugural, que un desatar cintas sobre una ruta, en realidad estamos cortando las dificultades que significan para nosotros, que vivimos en estas regiones de adversidad climática, de grandes distancias, de grandes sacrificio, para como decía recién Miguel Saiz, hacer ocupación territorial no estamos inaugurando una ruta, estamos inaugurando vida porque este es un elemento vital para todos nuestros pueblos, para todas nuestras sociedades. (APLAUSOS).

Solamente los que hemos vivido aquí, en estos lugares donde durante tantas décadas desde los gobiernos centrales éramos solamente casi un giro poético, en los discursos electorales, cuando hablaban de la Patagonia, conocemos y sabemos lo que es esa sensación de olvido y aislamiento que nos produce no tener una ruta para poder transitar hacia el derecho a la salud, hacia otros lugares.

Por eso creo que hoy, además de cumplir un compromiso asumido por el Presidente Kirchner, durante la anterior gestión, estamos cumpliendo con un deber para con el resto de los argentinos que hacen Patria en estos lugares. (APLAUSOS). Este tramo se une también - y tenga señora Intendenta y señor Gobernador y amigos, el compromiso de esta Presidenta de continuar con la construcción de esta ruta - y que se une, además, a algo que también solicitaba la señora Intendente y que es la ruta 8, un tramo que ya se está construyendo y está a punto de terminarse; otro que se firma hoy y otro que comienza a licitarse el día lunes, de la próxima semana. (APLAUSOS).

También quiero anunciarle, señor Intendente de Villa Regina, donde estuve hace unos meses anunciando el Plan Frutícola, que aquella demanda suya, de la ruta "La Japonesa", quiero decirle que ya hemos firmado el contrato y estamos listos, tambièn, para empezar su ejecución; es un tramo, que como ustedes saben rionegrinos, los conecta con la zona norte de nuestro querido país.

Pero, claro, estás cosas no se hacen con discursos, las rutas, las escuelas, las viviendas, los hospitales - como el que inauguramos, el hospital pediátrico, el lunes, allá en el extremo norte del país, en Jujuy - no se hacen con palabras, ni con discursos ni con peleas, se hacen con recursos.

Este tramo que hoy estamos inaugurando, rionegrinos, costó al Estado Nacional, a los argentinos 328 millones de pesos, como cuestan millones y cientos de millones los tramos, que acabo de anunciar: la ruta "La Japonesa", en el norte; las escuelas, viviendas... y es bueno entonces, así como todos nosotros queremos estás obras, que el resto de los argentinos, sobre todo aquellos que más tenemos, sepamos en qué se gastan los recursos de los argentinos.

Yo muchas veces escucho discursos, acerca de dónde están los recursos, aquí, aquí pueden verse en esta ruta, en la ruta 8, en las escuelas, en los hospitales, pero para poder hacer esto, esta Presidenta - señor Gobernador, señora Intendenta, amigos y amigas - necesita también que los demás poderes del Estado tengan y sepan que son los que más pueden contribuir con el erario aquellos sectores sociales que más tienen que tributar, porque si no nos estamos engañando a nosotros mismos.

Muchas veces por hacer política con minúscula, creemos, entonces, que negando tal o cual aprobación de tal o cual ley o de tal o cual presupuesto, estamos restándole poder al Gobierno o a un partido político. No, porque son esos recursos que les llegan a todos ustedes los que necesitamos muchas veces que sean tratados también en nuestro Parlamento. Magia no hay, facilismo tampoco.

Ustedes lo saben, para construir sus casas necesitan recursos, para adquirir un auto, para tener salud necesitan recursos y para construir estas cosas se necesitan recursos y son las cosas que tenemos que debatir los argentinos, con seriedad, sin demagogia. Los recursos no se los podemos pedir a los que apenas tienen un trabajo, los recursos no se los podemos pedir a los humildes habitantes de Los Menucos, se los tenemos que pedir a aquellos que más poder de contribución tienen en la República Argentina para hacer rutas, para hacer escuelas, etcétera. (APLAUSOS)

Esto, amigos, lo tienen que entender los hombres y las mujeres de los distintos partidos políticos para evitar esos debates y enfrentamientos estériles donde, en realidad, siempre -y ustedes lo saben mejor que yo- los únicos que pierden son los que menos tienen. Y este es mi compromiso.

Recién la señora Intendenta hablaba de los jubilados que pudimos incorporar porque no habían hecho sus aportes. En realidad, nunca son los trabajadores los que no hacen los aportes, son por allí los patrones inescrupulosos los que no hacen los aportes de los trabajadores. (APLAUSOS)

Muchas veces y sobre todo -y esto lo digo porque lo sé como patagónica y seguramente señor Intendente, señor Gobernador, lo saben ustedes también- es en las zonas rurales donde a esos pobres hombres y mujeres que trabajan durante años en nuestros campos por allí no les han hecho los aportes y tenemos que salir, luego cuando viejos, cansados y sin fuerzas para seguir trabajando, porque nadie se hace cargo de ellos, nosotros desde el Estado para hacernos cargo. Y allí está otra vez la necesidad de comprender de dónde vienen los recursos.

Por eso también discutimos en nuestro Parlamento la necesidad de terminar con el sistema de privatización de las jubilaciones que a los únicos que beneficiaba eran a aquellos que tenían sueldos altísimos, super altos, pero en realidad el Estado estaba cubriendo a todos aquellos que ni siquiera, aún con el sistema de capitalización, podían tener la jubilación mínima. Para eso también pedimos el apoyo de todos aquellos hombres y mujeres, no importa de qué partido político sean, porque estamos dándoles cosas a los argentinos.

Escúchenme patagónicos y argentinos: el día que los hombres y mujeres de la política argentina podamos desprendernos de las mezquindades, de las pequeñas debilidades, de las falsas vanidades para cuidar aquellos proyectos por los cuales hemos luchado toda la vida, no importa quién sea el que los lleve adelante, lo importante es que esos proyectos finalmente lleguen a la sociedad y a la gente, vamos a poder hacer al pueblo más feliz y a la Argentina más justa. (APLAUSOS)

Yo quiero, entonces, comprometerme aquí como siempre lo hemos hecho, ustedes me conocen, he tenido siempre una vida de compromiso político como patagónica, como decía recién Miguel Saiz, de ocupación territorial, de defensa de nuestros Hielos Continentales, me han visto enfrentarme duramente a mi propio partido, inclusive por la defensa de esos principios y cuando hablo de defender los principios, me refiero a los que siempre creí por sobre las circunstancias personales o partidarias de cada uno. Tal vez lo estoy haciendo, desde un lugar en el que lo pueda exigir y pedir al resto de los hombres y mujeres que se han dedicado a la política, pero es una vocación muy importante, es una vocación de amor al prójimo, es una vocación profundamente transformadora para lograr una patria más justa, más equitativa.

Miren si no es necesario en estos lugares de viento, de tierra, de polvo, de frío -y eso que hoy estamos en un día fantástico en la Patagonia- contar cada vez con más recursos para cada vez lograr mayor conectividad y mayor calidad de vida para todos nosotros. (APLAUSOS)

Este es el compromiso, el compromiso con la democracia, el compromiso con el respeto a la voluntad popular, el compromiso con el hacer todos los días, el concebir a la gestión no como una obstrucción del otro, sino como una cooperación para poder llevar adelante los grandes sueños y las grandes ilusiones de todos ustedes, porque esa es la única manera en que vamos a trascender.

Nadie se va a acordar de nosotros por lo que le dijimos a tal o cual dirigente; nadie se va a acordar de nosotros por el insulto, el agravio o la descalificación que le demos al otro; se van a acordar de nosotros por las cosas que hagamos para ayudar a transformar la vida de la gente. Ese es el gran legado que cualquier hombre o mujer que se dedique a la política le puede dejar a sus hijos y a su propia memoria y dignidad.

Por eso, aquí, en esta mi Patagonia, nuestra Patagonia, el compromiso de siempre, de seguir trabajando pese a las dificultades, pese a los obstáculos, pese a las obstrucciones; los que me conocen saben que cuántas más piedras quieran ponerme en el camino, más fuerza voy a tener para saltarlas y lograr que todos los argentinos podamos vivir en una sociedad más justa y más equitativa. Ese es mi compromiso de siempre y para siempre por ustedes patagónicos y argentinos.

Gracias, los quiero y los abrazo con todo mi corazón".

Comentá la nota