Cristina se comparó con Manuel Dorrego y habló de "fusilamientos mediáticos"

Recordó un hecho trágico del siglo XIX para cargar fuerte contra la prensa.
La presidenta Cristina Kirchner señaló ayer que es víctima de "fusilamientos mediáticos". Lo dijo sin vueltas, y eligió una ocurrente comparación para reeditar sus críticas mediáticas: se comparó con el ex gobernador y uno de los principales referentes del federalismo Manuel Dorrego, quien fue fusilado por el general Juan Lavalle.

"Esto es parte de la historia de los siglos XIX y XX, no del siglo XXI. Tal vez ya no se repitan esos fusilamientos, o tal vez hayan surgido otro tipo de fusilamientos, tal vez mediáticos. Pero bueno, son los riesgos de elegir en dónde estar, y les puedo asegurar que milito desde muy joven y no me voy a arrepentir nunca de los lugares donde estuve, porque siempre estuve donde había que defender y representar al pueblo", dijo la jefa de Estado.

La llamativa comparación la lanzó en Casa Rosada y generó un fervor de los que estaban presentes. Hasta alguno se paró a festejar su frase. El mensaje lo hizo en el marco de un anuncio sobre un nuevo plan de empleo.

La frase llegó justo sobre el final de un largo discurso de la jefa de Estado, y dio detalles respecto a cómo llego a ese paralelismo: "Para terminar quiero decir algo que me contaba el doctor Zannini (secretario Legal y Técnico de la presidencia), que anoche tuvo tiempo, suertudo él, se fue a las 9 de la noche, yo me fui más tarde; fue a ver una obra que se llama La Tentación, de Pacho O'Donnel, que narra la vida de don Manuel Dorrego, ese gran patriota bonaerense que fue fusilado. Ustedes dirán por qué lo habrán fusilado, para los que no conozca la historia. Muy simple, porque entre el pueblo y los poderes interiores y exteriores que lo tentaban, por eso la obra se llama La Tentación, el optó por el pueblo. Y obviamente lo fusilaron. Bueno, tranquilos porque yo no creo...". Cuando terminó la frase, la jefa de Estado fue ovacionada.

Este señalamiento de Cristina Kirchner hacia la prensa no es nuevo. Ni la jefa de Estado ni el ex presidente Kirchner mantuvieron en los años que llevan en el poder una relación sencilla con los medios de comunicación. Es difícil encontrar un discurso de ambos en que no haya algún señalamiento crítico hacia los periodistas o los dueños de los medios de comunicación.

Durante los últimos días, las críticas a los medios de comunicación volvió a ser moneda corriente dentro del elenco oficialista.

Incluso, está semana, el jefe de la bancada kirchnerista en Diputados, Agustín Rossi, insistió en que para el Gobierno es prioritario sancionar un nuevo proyecto de Ley de Radiodifusión.

Durante los más de dos años que lleva en la presidencia, la jefa de Estado realizó apenas dos conferencias de prensa, aunque en los viajes en el exterior suele dialogar con los periodistas.

Las dos conferencias se produjeron en momentos de fuerte impacto al interior del Gobierno. La primera de ellas fue a las pocas semanas de haber naufragado en el Congreso la Resolución 125, y la otra fue el día siguiente a la fuerte derrota que sufrió el kirchnerismo en las urnas el 28 de junio.

Ese día, Cristina Kirchner desestimó el impacto electoral y sostuvo que a nivel nacional su fuerza había salido primera.

Pese a algunos intentos promovidos por un sector del gabinete, tanto Néstor como Cristina recelan de todo lo que se publica.w

"Tal vez ya no se repitan esos fusilamientos, o tal vez haya surgido otro tipo de fusilamientos, tal vez mediáticos, ¿no? "

Comentá la nota