Cristina y Cobos tienen émulos en la Puna Jujeña

El intendente de El Aguilar y la presidenta del Concejo Deliberante protagonizan un ríspido enfrentamiento que ya salió de las fronteras de ese pueblito puneño para llegar a la Casa de Gobierno. Él dijo que ella lo había golpeado; ella lo desmiente y asegura que se trata de un problema "personal". En el medio de la pelea, se denunció que el jefe comunal va poco y nada a trabajar y que su madre es quien gobierna la comuna. Tras ser recibido por el ministro de Gobierno, él prefirió hablar de un conflicto institucional.
En la lejana localidad de El Aguilar, a 247 kilómetros de la capital de Jujuy y a casi cuatro mil metros de altura, el sainete palaciego de Cristina y Cobos tiene su versión vernácula. Los protagonistas son el intendente Sergio Alejo y la joven presidenta del Concejo Deliberante, Adriana Ontiveros, quienes mantienen una pelea de tipo "personal", dijo ella. Alejo salió a denunciar que discutieron y la concejala le pegó, lo que fue desmentido por Ontiveros, quien aseguró que en El Aguilar hay un intendente ausente y que quien maneja la comuna es la madre de él, una señora llamada Carmen Rosa Polo, que además es secretaria de Acción Social.

Los actuales enemigos llegaron a la función municipal en una misma lista del oficialista Frente para la Victoria, al igual que la presidenta y su detestado vicepresidente, pero las desavenencias –dijo la edil- comenzaron cuando cayó en la cuenta que la gestión de Alejo carece de claridad en el manejo de los fondos del municipio y el desgobierno es total por las reiteradas ausencias del hombre.

Ontiveros hizo un detallado relato de lo sucedido: "integré la lista de concejales del Frente Para la Victoria en las elecciones en la que logramos ganar la Intendencia de El Aguilar con el Sr. Sergio Alejo, quien me solicito que integrara la lista de concejales, conociendo mi trayectoria de dirigente ya que participe en forma activa en distintas asociaciones civiles, cooperadoras escolares, comisión de padres grupo de egresados, etc. Creí en aquel momento en las propuestas y en las ideas de Alejo, pero luego de asumir el cargo se olvidó de todo lo que pregonamos como propuesta, se ocultó información, no se ejecutaron obras, no hay claridad en la administración financiera, ni rendiciones de cuentas, existe un desgobierno ante la permanente ausencia del intendente en la localidad. De esto es testigo la gente de la comunidad que va a realizar tramites en la Municipalidad; éstas ausencias generan problemas ya que los miembros de su gabinete no colaboran con quien queda a cargo de Intendencia. A raíz de esto tuve que realizar el año pasado el día 12 y 13 de enero de 2009 una exposición ante el Juez de Paz, por la falta de respeto y falta de colaboración por parte del secretario de Gobierno Tomas Zerda".

Tras citar varios casos de agresiones verbales de Alejo contra otras personas, recordó que el 11 de diciembre de 2009 "fui atacada verbalmente por el intendente y sus colaboradores en el salón Avelino Bazán durante la asunción de las nuevas autoridades acto en el que fui elegida como presidente del Concejo Deliberante, siendo testigo de esto el público presente. El hecho se encuentra registrado en una filmación que se realizó con motivo del acto. Su actitud intolerante siempre le jugó una mala pasada ya que siempre tuvo problemas por autoritario y por desconocer la ley, es así que quiso interceder ante la designación de la secretaria parlamentaria, que es facultad del poder Legislativo".

Según Ontiveros, los abusos incluso llegaron a que el intendente, desconociendo la ley, dictara una resolución "exhortando al Concejo Deliberante a abstenerse de realizar sesiones y dando caducidad a la designación de la secretaria parlamentaria".

"Esta actitud de desconocimiento de la Ley y las funciones de intendente, la falta de diferenciación de los roles que cumple cada poder, es la muestra visible de la falta de capacidad para llevar adelante un Gobierno Municipal", subrayó.

La presidenta del Concejo aportó otros datos: en el 2009, Alejo estuvo ausente 198 días, más de la mitad del año y aunque se le pidió que informe las gestiones que realiza cuando se ausenta de El Aguilar, nunca hubo respuesta a pesar que se sancionaron 22 minutas solicitando informes por las inasistencias.

Describió que el 14 de enero pasado, estando a cargo de Intendencia, "se hizo presente el Sr. intendente Alejo Sergio, quien solicita hablar con mi persona a lo que accedí, pensado que se trataría de temas de importancia para la comunidad, pero comenzó solicitándome la renuncia, a lo que respondí que el pueblo me dio a través de su voto el honor de representarlo en el Concejo Deliberante. Ante mi respuesta comenzó a agredirme verbalmente, en un momento temí por mi persona dado que el Sr. Alejo estaba fuera de control, me puse de pie intercambiamos palabras y en ese momento ingresó la madre a quien le dijo: ‘Mamá, me pegó’, comenzando a agredirme verbalmente e insultarme la madre del Intendente".

A raíz de los hechos, Ontiveros realizó una exposición policial en la comisaría Nº 38 de El Aguilar y le mandó una nota al gobernador y al Consejo Provincial de la Mujer, informando de lo sucedido, "creo que los antecedentes que relaté marcan en forma clara quién es el agresivo", indicó.

La versión de Alejo que se conoció en la capital jujeña es mucho más sintética y menos detallada: sólo se informó que el intendente en reunión con el ministro de Gobierno pidió la mediación del Ejecutivo provincial para resolver "el conflicto que estaría paralizando las actividades en la comuna".

"Se expusieron todas las inquietudes al ministro, quien dijo que por directivas del gobernador se buscará un acuerdo entre las partes, se hará todo lo posible para garantizar el normal funcionamiento de las instituciones", expresó el intendente en declaraciones que difundió la Casa de Gobierno.

Comentá la nota