Cristina no cayó tanto en Entre Ríos y Urribarri entre los cuatro gobernadores de peor imágen

La imagen de CFK cayó en 22 de las 23 provincias con respecto el año pasado. No fue tanto en lugares donde el campo se hizo fuerte como en Entre Ríos. Gioja encabeza el ranking de gobernadores con mejor imagen y Urribarri, entre los 4 peores.
Según los datos de la consultora Datamática, la baja de popularidad más abrupta de la ex senadora se dio en Salta, con una diferencia negativa de 42,2% comparando la aceptación de su gestión con los votos que sacó en los pagos de Juan Manuel Urtubey. En la única provincia donde hoy mide más que el 28 de octubre de 2007 es en San Luis. Ni siquiera las proyecciones en el Conurbano son favorables para el matrimonio presidencial.

El tiempo es relativo. Y en política, un año suele ser mucho tiempo. La imagen del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, exactamente 12 meses después de haber sido electa presidenta, se redujo en 22 de las 23 provincias. En total, la aceptación de la opinión pública a su gestión, comparada con los votos que sumó el 28 de octubre de 2007, cayó un 21,96% de promedio en todo el país.

El conflicto con el campo, los manejos de Guillermo Moreno en el INDEC, las aventuras del valijero Guido Antonini Wilson, los cambios de gabinete, la estatización de Aerolíneas y las AFJP impactaron en la Casa Rosada.

Estos datos se desprenden de un trabajo de la consultora Datamática, que entrevistó a 4.200 personas en 78 ciudades entre el 1º y el 14 de octubre pasado.

Tampoco los números de la encuestadora MBC Mori serán del agrado del matrimonio presidencial. Su último relevamiento, de fines de septiembre, también refleja caídas pero una de ellas se destaca por sobre las demás: del 49,2% de votos que obtuvo CFK en el Conurbano en las elecciones, hoy el 32,4% aprueba su Gobierno. Hoy, esos 24 distritos del Gran Buenos Aires desvelan a la Quinta de Olivos, al punto de que se ensayó un “operativo clamor” para que su líder, Néstor Kirchner, sea la punta de lanza allí en las legislativas de 2009.

El 25 de mayo, mientras los ruralistas colmaban el Monumento a la Bandera en Rosario, CFK festejó el día patrio en Salta, con el apoyo del gobernador local, Juan Manuel Urtubey, uno de los incondicionales K que deparó la pelea con el agro. Cinco meses después, esa provincia lidera el ranking de la caída presidencial. De los 74,4% de votos que obtuvo Cristina en octubre, apenas el 32,2% de los consultados por Datamática evaluó positivamente al Gobierno, lo que da una diferencia de 42,2%.

Con un descenso de 37,25%, Misiones se ubica en el segundo puesto, a pesar de que el gobernador Maurice Closs también se mostró alineado con el kirchnerismo en medio del embate de los ruralistas.

Los pagos de los radicales K Miguel Saiz (Río Negro) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) continúan la lista con bajas para la imagen de Cristina de 35,06% y 33,31%, respectivamente.

No tan mal en Entre Ríos

En cambio, en los lugares en donde el campo se hizo fuerte, la caída de la imagen presidencial fue menor. En Entre Ríos, emblema de la protesta de la mano de Alfredo De Angeli, hay una diferencia de 24,29% entre octubre pasado y hoy. En La Pampa, cayó un 23,11%. Y en Córdoba, a pesar de la pelea entre Juan Schiaretti y la Casa Rosada por fondos adeudados, es de apenas un 8,02%. Y en Capital Federal, donde menos se devaluó: 2,44%. Claro que en estos últimos dos distritos la fórmula CFK-Julio Cobos sufrió sus peores resultados en octubre del año pasado. O sea, la base de aceptación era bastante inferior a otros provincias donde el kirchnerismo arrasó con la elección.

Esto también explicaría por qué en la única provincia donde hoy la jefa de Estado suma más voluntades que en 2007 es San Luis, el díscolo territorio de los hermanos Rodríguez Saá.

Gioja arriba, Urribarri abajo

El mandatario de San Juan, José Luis Gioja, encabeza el ranking de gobernadores con mejor imagen, gracias a un 84,4%. Lo siguen Zamora (Santiago del Estero) con 82,7%, Alberto Rodríguez Saá (San Luis) con 77,6% y Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca) con 71,1%.

Su contraparte es Celso Jaque (Mendoza) que ostenta una imagen negativa de 51,8%. El sucesor de Julio Cobos es seguido por el cordobés Schiaretti (49,8%), la fueguina Fabiana Ríos (41,45) y el entrerriano Sergio Urribarri (39,2%).

El trabajo de Datamática concluye que la imagen positiva del Gobierno de Cristina Kirchner es de 24,6%, mientras que la negativa escala hasta el 58,7%. Según este estudio, comparado al anterior realizado hace tres meses, el oficialismo se había recuperado un poco. “Los anuncios respecto de las AFJP deterioraron rápidamente el mejoramiento de imagen y se volvió a valores similares a los que se tenían al finalizar el conflicto con el campo”, argumenta el informe de Datamática.

El matrimonio K, amante de las encuestas, mirará estas cifras pensando en las legislativas del año que viene, esperando que el tiempo les dé una mano.

Comentá la nota