Cristina buscará "ponerse al día" con las deudas de la Caja, el PAF, viviendas y vialidad

Se habló de quitar el CER a las deudas provinciales. La reunión fue calificada como "cordial". Se propuso un padrón único de planes sociales.
El gobernador Juan Schiaretti aprovechó la ronda de diálogo político abierta por el gobierno nacional con todos los manatarios provinciales para plantearle anoche la necesidad de encontrar una propuesta para solucionar las deudas que las provincias tienen con la Nación, y las que mantiene con la Provincia de Córdoba, en especial la de la Caja de Jubilaciones, y el retraso en el envío de los fondos del Programa de Asistencia Financiera (PAF), viviendas y vialidad.

Según voceros de la Casa de las Tejas, la Presidenta se comprometió a tratar de «ponerse al día», con lo que se pasó a dialogar sobre otros temas en un marco que fue calificado como «cordial» por las mismas fuentes.

Schiaretti ingresó al despacho más importante de la Casa Rosada con una hora y media de retraso, lo que puso final a una prolongada incomunicación entre el gobierno provincial y el nacional que comenzó por desavenencias electorales mucho antes del 28 de junio.

Desde la Casa de las Tejas se informó que Schiaretti interiorizó a la Presidenta acerca del proyecto de ley presentado por el Ejecutivo provincial ante la Legislatura Unicameral para la creación de un sistema único de registración de beneficiarios sociales. "Al respecto, le planteó la posibilidad de crear un padrón único de beneficiarios en conjunto con Nación, a los fines de garantizar que la ayuda llegue a quienes más lo necesitan".

Este nuevo sistema consiste en la creación de un padrón único de beneficiarios y de un Consejo Provincial de Políticas Sociales, que estará integrado por universidades, ONGs y el organismo de la Iglesia católica, "Cáritas", que ejercerán el control de las asignaciones que se realicen.

Además Schiaretti hizo hincapié sobre la necesidad de encontrar una solución de las deudas que las provincias tienen con la Nación, gestión que no sólo beneficiaría a Córdoba sino a otras provincias fuertemente endeudadas como es el caso de Buenos Aires. Sobre este punto se conoce la idea de Schiaretti que es conseguir que la Nación le saque a las deudas provinciales la actualización de la misma por el CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), una proposición que la Nación no está dispuesta a rever por el momento.

Hay que recordar que al momento de la devaluación en el 2002, el ministro de Economía de Eduardo Duhalde, Jorge Remes Lenicov, grabó las deudas provinciales con este índice, y no así a las privadas, habiéndose beneficiado las provincias hasta el momento sólo por los bajos, pero sospechados, índices inflacionarios que reveló el Instituto Nacional de Estadísiticas y Censos (Indec).

Como se recordará el año que viene Córdoba deberá pagar a la Nación una deuda de aproximadamente mil millones de pesos, una cifra extremadamente abultada si se tiene en cuenta el agotamiento financiero que tiene la Provincia ante la caída de la recaudación, de coparticipación y los reclamos salariales que inició el sector público.

La Presidenta recibió antes que al gobernador cordobés al titular del Poder Ejecutivo de Mendoza, Celso Jaque, en el marco de la ronda de diálogo anunciada el pasado 9 de julio.

Comentá la nota