Cristina avaló el acuerdo de monedas firmado con China

El martes la Presidenta Cristina Kirchner dio el visto bueno al intercambio o swap de monedas con China por el equivalente a US$ 10.200 millones.
Ayer el Banco Central difundió un breve comunicado de prensa. El texto es similar al que el 2 de abril dio a conocer el Banco Central Chino, como informó en ese momento Clarín.

"El acuerdo es confidencial y sólo se dará a conocer cuando se use. En ese momento se informará también el destino de los fondos", dijeron fuentes de la entidad que preside Martín Redrado. Y aseguraron que, en caso de ser utilizado, "solo será para operaciones financieras porque no está autorizado para fines de comercio exterior".

Por este acuerdo o canje :

China pone a disposición de la Argentina hasta 70.000 millones de yuanes, a cambio de la garantía de hasta 38.000 millones de pesos.

Si la Argentina solicita parcial o totalmente el swap, tendrá a su disposición yuanes. Y el Banco chino, el equivalente en pesos.

Los yuanes no pueden engrosar las reservas del Banco Central porque no la moneda china no es reconocida como divisa mundial.

El uso que cada país le quiera dar a las monedas canjeadas requerirá del visto bueno del Banco Central emisor. Si con los yuanes, la Argentina quiere comprar dólares o euros, debe tener la aprobación del banco chino. Y lo que quiera hacer China con los pesos debe tener el aval argentino, "conforme a la tasa de interés acordada para cada moneda".

La diferencia es que mientras existe un mercado internacional para los yuanes, no existe mercado para los pesos. Por eso para que la operación tenga sentido para la Argentina, China debería conservar los pesos porque, de lo contrario, tendría que venderlos en Buenos Aires, desequilibrando el mercado de cambios.

En el Banco Central aseguran que cada país asume el riesgo cambiario. También aquí hay una diferencia. Mientras hay una fuerte presión para que el yuan se revalúe, en la Argentina la tendencia es la contraria: muchos sectores quieren una mayor depreciación del peso. "China toma ese riesgo, mínimo para el nivel de sus reservas, porque quiere ayudar financieramente a un proveedor estratégico y para tener una mayor presencia monetaria y financiera en el escenario mundial".

Comentá la nota