Cristina anunció planes sociales y abogó por "un país más justo"

Cristina anunció planes sociales y abogó por
La presidenta Cristina Kirchner envió un fuerte mensaje a los dirigentes del campo al cuestionar que sectores que tienen "tanta rentabilidad" reclamen "exención impositiva" y afirmó que le "hierve la sangre" cuando ve "tanta pobreza y tanta avaricia al mismo tiempo".

En ese sentido, la jefa de Estado salió al cruce de los nuevos reclamos del sector agropecuario cuando -según señaló- aún el país tiene a la "pobreza estructural" como "principal tragedia".

Lo hizo al anunciar aumentos para los planes sociales destinados a las cooperativas y los sectores más pobres de la población en los jardines de la Residencia de Olivos, sede inédita para los actos oficiales.

"Me hierve la sangre cuando veo tanta pobreza y tanta avaricia al mismo tiempo. La avaricia de los que nunca entendieron que en la solidaridad y en el crecimiento parejo de la sociedad está la clave para la felicidad en serio de los argentinos", enfatizó la Presidenta en su discurso.

Al respecto, advirtió que "muchos hombres de responsabilidad institucional deberían ver los rincones de la Patria para entender que es necesario seguir este modelo para tener un país mas solidario e inclusivo".

De esa manera la mandataria apuntó, sin nombrarlos, a los titulares de las entidades del agro, quienes estaban por anunciar medidas de fuerza en repudio a la política del Gobierno hacia el sector, pero luego fueron postergadas.

En su discurso, Cristina Kirchner reclamó a los dirigentes del agro una "mente más abierta" y les pidió que contribuyan a mantener el modelo económico que sigue el Gobierno.

La mandataria realizó esas declaraciones antes de su reunión con el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, quien precisamente buscaba presentarle un plan anticrisis que prevé la suspensión por 180 días de las retenciones móviles al sector agropecuario, azotado por la sequía.

Pero, además, la Presidenta también se dirigió al sector empresario, al remarcar el esfuerzo que hace el Estado argentino para sostener su rentabilidad y señalar que "un tipo de cambio competitivo no se sostiene sin un banco con reservas".

"Es hora de que todos los argentinos y sobre todo los que han tenido la suerte de ser mas favorecidos en la vida, entiendan la necesidad de contribuir para lograr más justicia y equidad", sostuvo la mandataria e insistió en que "mientras haya un pobre en Argentina nadie puede sentirse bien o conforme".

De regreso de su recorrida en Tartagal, Cristina volvió a advertir que "las casas se le inundan siempre a los pobres", por lo que ratificó que seguirá "dando batalla" a favor de la redistribución del ingreso.

El acto se desarrolló en el alfiteatro de la Quinta de Olivos, localizado al aire libre en medio del parque de la residencia, donde se alojó a una multitud de más de 1500 personas, la mayoría de ellas integrantes de cooperativas y organizaciones sociales beneficiadas con los anuncios.

Del encuentro participaron junto a Cristina, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, el jefe de gabinete, Sergio Massa, y el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner.

Entre los asistentes estuvieron también la mayoría de los ministros, varios legisladores y dirigentes de sindicatos y organizaciones sociales y de derechos humanos, entre ellos Hebe de Bonafini (Asociación Madres de Plaza de Mayo), Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de (Mayo) y Laura Conte (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora).

Comentá la nota