Cristina anunció ya obras públicas por más de $ 15.500 M en provincias

Cristina anunció ya obras públicas por más de $ 15.500 M en provincias
• Lo hizo sin Kirchner, y metida de lleno en la campaña. Otro tanto llevaron ministros y funcionarios en 15 días.
Con las elecciones del próximo 28 de junio pisándole los talones, el Gobierno nacional desplegó en los últimos quince días anuncios de inversión en seis provincias por cerca de $ 15.500 millones, en actos de fuerte tono proselitista.

La necesidad de la Casa Rosada de potenciar las posibilidades del kirchnerismo en las urnas -en el marco del traspié que auguran distritos grandes como Santa Fe, Córdoba, Ciudad de Buenos Aires y Mendoza- llevó a Cristina de Kirchner a potenciar sus desembarcos en el interior del país, con promesas de obras de distinto calibre bajo el brazo.

El intenso raid de campaña incluyó a las provincias de Neuquén (el 18 de mayo), Misiones (el 25 de mayo), Mendoza (el pasado jueves), Córdoba (el pasado viernes) y Santa Cruz y Chubut (ayer, en doble turno).

Sólo en ese periplo -que alcanzará luego a Santa Fe (el jueves) y Formosa (el lunes), entre otros distritos-, la Presidente desplegó anuncios de obras por cerca de $ 15.500 millones. El paquete incluye obras energéticas, viales y de agua potable, además de construcción de viviendas, entre otros ejes.

Previsiblemente, esa lluvia de recursos -alimentada por el financiamiento fresco que ofrece la ANSES, tras la estatización de las AFPJ- se amplía notablemente si se incluyen las inversiones prometidas por Nación de la mano de los distintos funcionarios del gabinete, o incluso por parte de candidatos con sello K.

En esa línea se anotan, por caso, las promesas del postulante kirchnerista a la gobernación de Corrientes, el senador nacional Fabián Ríos, o las concesiones de obras a intendentes cordobeses dispuestos a apoyar la candidatura de Eduardo Acastello (hoy todos ellos estarán nuevamente en la Casa Rosada, recibidos por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido).

Esa postal contrasta, sin embargo, con el malestar de provincias gobernadas por mandatarios críticos de la Casa Rosada, que denuncian que se les cerraron los grifos nacionales en materia de nuevas inversiones federales y que, incluso, advierten sobre millonarias moras en remesas de recursos previstos previamente por diversos convenios. Ese lote incluye a Córdoba, Catamarca, Corrientes y Santa Fe, entre otros distritos.

Veamos algunas de las instantáneas que arrojó en los últimos días el raid electoral de Cristina de Kirchner por el interior del país:

- Ayer, en Río Gallegos, la Presidente encabezó junto al gobernador justicialista Daniel Peralta el acto de llamado a licitación para la construcción, mantenimiento y operatividad de una línea de transmisión eléctrica entre Pico Truncado y la capital provincial, con una inversión de $ 2.700 millones.

Compromiso

En paralelo, la ex primera dama firmó en la tierra natal de Néstor Kirchner -en su primer desembarco en Río Gallegos tras el caso Varizat, en agosto de 2007- una carta de intención para la construcción en Pico Truncado del parque eólico «más importante del mundo», por u$s 2.400 millones. La rúbrica fue sellada con el presidente del Grupo español Guascor, José Grajales.

En ese marco, Peralta enfatizó que «los fondos de Santa Cruz» son utilizados por su Gobierno «como sostenimiento social». «No nos hacen falta para la campaña electoral», remarcó, en referencia a los polémicos ahorros de la provincia.

- Por la noche, la Presidente pisó la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, donde desplegó -junto al justicialista de corte crítico Mario Das Neves- anuncios de obras viales por $ 220 millones, con la sede del gremio de los petroleros privados como telón de fondo.

La postal incluyó chispazos entre la Presidente y Das Neves, luego de que el mandatario reseñó los logros provinciales en materia de desocupación, pobreza e indigencia, y del número de empresas radicadas en el distrito desde 2003, sin hacer mención al proyecto kirchnerista a nivel nacional.

Aunque en forma indirecta, replicó luego Cristina, al enfatizar que bajó la desocupación porque «desde 2003 a la fecha desde el Gobierno nacional creamos dos millones de puestos de trabajo», y que las «1.200 empresas radicadas en Comodoro Rivadavia son parte de las 20.000 nuevas en todo el país».

Comentá la nota