Cristina anunció la continuidad de la multitrocha hasta Caleta

De buen ánimo y con ganas de "ver crecer" a su "querida" Comodoro Rivadavia, ayer a última hora de la tarde la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, encabezó un acto en el Sindicato de los Petroleros Privados de Chubut.
Anunció la continuidad de la doble vía hasta el ingreso a Caleta Olivia y se emocionó cuando el intendente Martín Buzzi le regaló un saco de lana patagónica. Rescató que en un año de crisis, con el mundo que se ha desplomado, "la Argentina mantiene la actividad y su recaudación fiscal fue la más importante de la historia con un 12,6 por ciento más que el año pasado".

Acompañada por el gobernador Mario Das Neves y el intendente Martín Buzzi, además del secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, ayer la presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner anunció en Comodoro Rivadavia la continuidad de la doble vía hasta Caleta Olivia.

La obra, que tuvo una primera ejecución desde Comodoro Rivadavia hasta el acceso a Rada Tilly, iniciará su primera etapa desde el flamante puente intercambiador de la villa balnearia hasta el puesto interprovincial Ramón Santos, para después llegar con la multitrocha hasta Caleta Olivia, tras una inversión de 214 millones de pesos.

En el acto se destacó que Comodoro Rivadavia es la ciudad con menor desocupación del país y que posee la tasa de mortalidad infantil con índices comparables a Cuba, lo que fue aplaudido por la mandataria nacional, quien al término de su discurso felicitó al intendente local.

Desde el municipio se le hizo entrega a Cristina de la resolución de huésped de honor, además del proyecto del ejecutivo del Camino de Circunvalación, entregado en manos a la mandataria por el gobernador Das Neves.

También al regalarle un saco tejido con lana patagónica, el intendente Buzzi logró sorprender a la presidente, quien se emocionó ante el presente y le agradeció el gesto con una sonrisa. El jefe comunal le entregó además dos CDs del programa municipal "Conectándonos al futuro".

En los pasajes más importantes de su discurso, Cristina remarcó que "este año, con el mundo que se ha desplomado en los principales estados del mundo, acá está la Argentina manteniendo la actividad y anunciando hoy la recaudación fiscal más importante de la historia con un 12,6 por ciento más que el año pasado".

"También –añadió-- con un mayor superávit comercial que el del año pasado, lo cual es posible porque tenemos una política de intervención del Estado en materia comercial" y agregó que "de la misma manera en que hemos mantenido la actividad económica y el trabajo, donde puede haber quizás algún turno suspendido, tenemos que lograr que ningún trabajador quede desvinculado porque cuando llega el telegrama se acaba la dignidad al hogar donde llega".

La presidente resaltó también que en el Gobierno nacional "demostramos que es posible un modelo de país diferente, con énfasis en el mercado interno y la producción, en volver a ser un país independiente porque somos capaces de tomar nuestras propias decisiones y dejamos de pensar que no había vida más allá del Fondo".

"Por eso, en estos seis años del crecimiento económico más importante de sus 200 años, estos resultados del país no son de un gobierno, de un partido, sino de todos los argentinos, de los que nos quieren y quienes no, de los que nos votan y de los que no, porque tenemos una Argentina para todos".

MUESTRAS DE AFECTO

La segunda visita oficial de la presidente comenzó a las 18:45 cuando su avión aterrizó en el aeropuerto General Mosconi y desde allí, acompañada por el gobernador y el intendente, se trasladó directamente hasta el acto central en el Sindicato de los Petroleros Privados de Chubut.

Sobre las 19:15, en un gimnasio repleto de banderas azules de los petroleros y verdes de los camioneros de Chubut, Cristina avanzó entre la dirigencia peronista, incluidos los candidatos del Frente por la Integración y la mayoría de los intendentes de Chubut y Santa Cruz, entre los que se destacaron Carlos Eliceche de Puerto Madryn, Fernando Cotillo de Caleta Olivia y Ricardo Britapaja de Sarmiento.

Sobre las 20:15, luego de saludar a cientos de vecinos que se acercaron a las inmediaciones del gimnasio de los Petroleros Privados, la Presidente partió rumbo al aeropuerto de Comodoro Rivadavia para iniciar su regreso a Buenos Aires sobre las 20:45.

Antes de irse, dijo que Comodoro Rivadavia "está muy linda".

Comentá la nota