Cristina abrió el ciclo lectivo, se emocionó y pidió perdón por tantos años de egoísmo

Cristina abrió el ciclo lectivo, se emocionó y pidió perdón por tantos años de egoísmo
Junto a tres gobernadores ultra-k (Urtubey, Gioja y Capitanich) y a Fabiana Ríos, agradeció a los más humildes su "paciencia".
"No le den nunca más gracias a nadie, yo quiero decirles a ustedes, en nombre de todos los argentinos, perdón, perdón por tanto tiempo de olvido, de egoísmo, de avaricia, ustedes tienen derecho a reclamar porque son los que carecen de todo", dijo emocionada la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a los pueblos originarios de salta, al inaugurar el ciclo lectivo 2009 con renovadas críticas al campo, a poco menos de 24 horas de la próxima reunión con la Mesa de Enlace.

A través de una videoconferencia con San Juan, Chaco y la Antártida, la presidenta agradeció a los que "esperaron sin agravios, ni violencia" y "sin descalificar" la construcción de escuelas y subrayó el ambicioso plan de obra pública de su Gobierno. "Estamos con todo el calor del pueblo para dar igualdad de oportunidades a través de la educación", agregó Cristina. La elección no fue casual, tanto Urtubey, como Gioja y Capitanich son gobernadores ultrakirchneristas, aliados sin reparos al Gobierno, mientras que la Fabiana Ríos ha moderado sus críticas al matrimonio K desde que asumió en Tierra del Fuego.

"Quiero agradecer la infinita paciencia de generaciones y generaciones de argentinos de los pueblos originarios, que esperaron [esta escuela] durante décadas para tener este colegio y esperaron sin levantar el puño, sin agravios ni violencias, esperaron sin descalificarnos, al contrario", manifestó.

La mandataria afirmó estar "absolutamente convencida" de que los argentinos "deben compartir los unos con los otros" y puso como ejemplo a los habitantes de la localidad de La Puntana, Salta, que comparte "lo poco que tienen y eso los hace grandes argentinos".

Por último, Cristina pidió que "nos tendamos la mano con la convicción de que es posible construir un país mejor" y añadió que ésa es una responsabilidad no sólo del Estado sino también de "aquellos que más tienen", para poder seguir construyendo escuelas, hospitales y caminos, "toda la infraestructura que necesita un país". Y concluyó: "los estrecho mucho en mi corazón y una vez más perdón por haber tardado tanto".

Comentá la nota