La crisis también llegó a los cementerios .

Las mutuales rosarinas se enfrentan al "abandono" de casi el 40 por ciento de sus nichos por parte de los socios, que suspendieron el pago de la cuota de mantenimiento. La situación se agudizó en los últimos meses y la deuda acumulada suma, sólo en Rosario, casi un millón de pesos que resulta "incobrable", según destacan referentes de las entidades.
"Quitarle a un socio el derecho al nicho implica un proceso administrativo y judicial que es muy lento, y tenemos problemas ante la desidia municipal para agilizar estos trámites", aseguró el subsecretario de la Federación de Mutuales de Santa Fe, Santiago Serrati, y adelantó que ya solicitó una audiencia a las autoridades de la Secretaría de Servicios Públicos para plantear oficialmente el reclamo.

En números.Las 50 mutuales rosarinas que tienen panteones en los cementerios La Piedad y El Salvador administran unos 100 mil nichos, de los cuales estiman que "el 38 por ciento está abandonado por falta de pago".

Entre los morosos se alistan casos de socios que no abonan desde hace dos años los pagos de las cuotas por servicios de mantenimiento hasta deudas que trepan a más de una década.

Esta situación se traduce en una deuda total que las mutuales rosarinas tienen por cobrar que asciende a un millón de pesos.

"Las cuotas de mantenimiento no superan los 15 pesos e incluyen otros beneficios; y en todos los casos se trata de un servicio que las entidades deben subsidiar, porque los costos se dispararon", insistió Serrati.

El dirigente apuntó a la suba de la tasa de cementerios, que es semestral. Un panteón de 1.800 nichos en 2007 pagaba 1.600 pesos y ahora, 3.139.

Colapso. La falta de espacios en los cementerios municipales es una problemática que está planteada, pero el dirigente de la Federación de Mutuales aseguró que el sistema "está colapsado", y agregó: "La Piedad y El Salvador tienen la misma capacidad que hace dos décadas, la gente se sigue muriendo y es la única actividad que no para".

Por eso, para las mutuales poder liberar los nichos "abandonados" no es menor ante la demanda que enfrentan.

"El problema que tenemos es que desalojar esos espacios, en los casos que estén desocupados, implica un trámite administrativo en la Municipalidad que está siendo muy engorroso. Y si están ocupados, es peor, porque a ese mecanismo se suma un reclamo judicial. Recién con la orden del juez se retiran los restos, que se colocan en una urna chica y quedan en un depósito", detalló Serrati.

Tal es así que una de las quejas del dirigente apuntó "a la desidia" municipal ante las gestiones de las mutuales. "No sabemos si es burocracia o desidia, pero los trámites son muy lentos y las mutuales necesitan resolver estas situaciones para poder hacer frente tanto a la demanda como a los costos de mantenimiento de los panteones", planteó Serrati.

Por lo pronto las mutuales ya pidieron una audiencia con el secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad, Gustavo Leone, con el objetivo de formalizar el reclamo. "Quedaron en confirmarnos la fecha, esperemos sea pronto", se esperanzó Serrati.

Comentá la nota