Crisis sanitaria: un basural clandestino crece en la zona sur

En medio de la crisis sanitaria por la proliferación del dengue, un gran basural clandestino a cielo abierto se erige sin control en límite sur de la ciudad. Enormes montañas de residuos domiciliarios y cavas con agua estancada invaden un terreno de al menos una hectárea, donde la calle Piamonte (Ovidio Lagos al 8100) muere sobre el inicio de la autopista a Buenos Aires. Los vecinos dicen que es normal ver camiones entrar a las 22 para descargar todo tipo de desechos.
La denuncia la impulsó al concejal justicialista Osvaldo Miatello, al motorizar un pedido de informes a la Intendencia. Y se conoció un día después de que LaCapital diera cuenta de que, en pleno parque Independencia, el predio municipal de la ex Rural también se erige como un verdadero caldo de cultivo para mosquitos.

Parta llegar hasta el enorme basural de la zona sur hay que ingresar desde Ovidio Lagos al este, por Piamonte, por un camino angosto de tierra donde se levantan una decena de fábricas artesanales de ladrillos, una plaza, una capilla y viviendas precarias, en una barriada llamada Mercedes de San Martín.

Donde la calle muere comienza un aroma irrespirable. Montañas de residuos de vieja data tapadas por las malezas, escombros, autopartes, pintura, membranas e incontables bolsas de basura domiciliarias con restos orgánicos proliferan en un descampado repleto de accesos, por donde entran los vehículos amparados en la oscuridad de la noche.

Abundan el olor nauseabundo, las moscas, mosquitos y todo tipo de insectos, que convierten a ese espacio en un verdadero foco infeccioso.

Conocidos. "Acá sabe todo el mundo que a la diez de la noche entran camiones de la 9 de Julio (presta servicios de recolección en localidades del Gran Rosario) a tirar los residuos. Habían aflojado porque la Municipalidad los enganchó, pero hace un tiempo volvieron", se despachó un vecino del lugar.

El contraste es notorio. Mientras que el basural de Piamonte crece como potencial foco donde pudiera anidar el Aedes aegypti (mosquito vector del dengue), a quince cuadras se levanta el prolijo complejo municipal de biogás, en el Camino Viejo a Soldini.

Comentá la nota