La crisis ya provoca efectos negativos sobre la recaudación

Los ingresos de noviembre crecieron 10% menos que lo que habían subido en los últimos meses
Las caídas en los precios de todo lo que la Argentina le exporta al mundo se perciben ya de manera contundente en la recaudación tributaria. Así lo mostrarán los datos que difundirá entre hoy y mañana la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que registraron una significativa desaceleración el mes pasado. Las arcas del Estado crecen, pero ya no como antes, y eso obligó al Gobierno en los últimos días a tomar medidas que juzgaba impopulares; por ejemplo, bajar la parva de subsidios que destinaba a pagar tarifas de electricidad y gas.

El anticipo del freno del ritmo recaudatorio, que según analistas privados podría haber disminuido en unos diez puntos porcentuales en relación con lo que venía mostrando este año, fue hecho ayer por el propio director de la AFIP, Claudio Moroni. En diálogo con Radio América, Moroni dijo que los resultados de noviembre respecto de meses anteriores vendrían "con alguna diferencia en lo que es comercio internacional".

En octubre pasado, la recaudación creció un 37,5%, alza que por entonces desencadenó entusiasmo en el Gobierno, esperanzado de que los efectos de la crisis internacional no fueran aquí tan fuertes. Pero analistas privados ubican ahora en alrededor del 25% el alza para noviembre. El economista Miguel Bein, por caso, proyectó un crecimiento del 24%. "Eso es la nueva soja de 330 dólares -dijo Bein-, y el petróleo, el acero, el aluminio. Hubo una desaceleración muy fuerte. Las retenciones venían creciendo al 70, al 80, al 90 por ciento, y ahora están al 30 o al 40."

Bein dice que otro factor que puede haber influido es el menor crecimiento en la recaudación de derechos de importación, "porque se frenó la actividad" y, en consecuencia, las compras externas. La proyección que tenía ayer para la recaudación total era, pues, de $ 22.800 millones, un 23,9% más que los 18.406 millones registrados en noviembre de 2007.

Impuesto decisivo

Las retenciones son un 14% de la recaudación. De ahí que cualquier movimiento en los precios internacionales incida directamente en la caja del Gobierno.

Moroni calificó de "razonable" el monto obtenido en noviembre. Evaluó, concretamente, que el comportamiento de los recursos impositivos del mes había estado "bien en el mercado interno" y "con alguna diferencia en lo que es comercio internacional".

El funcionario trató de no darle importancia al impacto de la crisis. "La Argentina sigue con un nivel de actividad muy razonable", sostuvo, y agregó que la recaudación de noviembre se había comportado "de acuerdo con lo que fue el mercado internacional".

Otros analistas creen que los verdaderos sacudones de la crisis se advertirán el año próximo, porque los embarques suelen registrarse con precios que llevan hasta tres meses de retraso.

Así lo ve, por ejemplo, el economista Orlando Ferreres, del estudio Ferreres & Asociados. "Durante los próximos meses, lo recaudado por retenciones podría llegar a caer hasta la mitad. Hay menos volumen de trigo por la sequía. Y cayeron todos los precios: carne, leche, soja, petróleo", dijo Ferreres, que advierte también consecuencias negativas por una merma en lo registrado en derechos de importación. "Eso se produce porque la actividad económica está disminuyendo", dijo, coincidiendo con Bein.

Los números de recaudación tributaria solían difundirse durante el primer día hábil de cada mes, pero esa rutina no se ha respetado en los últimos tiempos. Moroni dijo que los números se terminarían de procesar hoy por la tarde.

Comentá la nota