Crisis Pesquea: Continua la incertidumbre por el arribo de los poteros a Deseado

El arribo de los buques poteros a esta ciudad sigue en un mar de incertidumbre como consecuencia de la crisis internacional y los altos costos de explotación que afecta a la flota selectiva que opera sobre la especie calamar en el litoral marítimo argentino.
Si bien durante la semana pasada se celebró una reunión con Fernando Georgiadis, presidente CAPA, cámara que nuclea a las empresas calamareras en la que asistieron representantes de la Subsecretaría de Pesca de la Provincia y el intendente Luis Ampuero con un grupo de actores vinculados a la actividad quienes llevaron una propuesta para que el grueso de los buques operen en la estación marítima local, se supo que aún no hay definiciones al respecto y que a las empresas les continúa siendo mas redituable el puerto de Mar del Plata por los costos de las navieras y de la estiba .

Al hacer un balance de la reunión, Georgeadis indicó que los funcionarios fueron recibidos y se escuchó la propuesta pero "hay una situación complicada a nivel internacional y sumado a ello la presencia de la flota extranjera que opera en la milla 201 prácticamente sin costos, con un gasoil muy bajo que está saturando el mercado donde nuestras empresas ubicaban sus productos", dijo al recalcar que "los puertos patagónicos son naturales para operar pero los costos aún siguen siendo muy elevados para la situación que tiene la flota -porque- si bien desde Deseado se habla de un congelamiento de jornales, esos jornales siguen siendo elevados, y hay un tema de productividad que tiene que ver con los tiempos en que se efectúa la descarga, lo que hace que haya una diferencia de 42 dólares por tonelada que bajan con Mar del Plata", señaló.

Otro de los principales escollos que sufre la flota, son los altos costos que debe enfrentar con las navieras que son las encargadas de trasladar la materia prima capturada; "afrontar esos costos es imposible y nos sigue pareciendo una distorsión que teniendo el puerto al frente de la zona de pesca los barcos tengan que navegar hacia Mar del Plata", resumió.

Al ser consultado sobre la reducción de costos portuarios como el atraque y la estadía, el dirigente empresarial ponderó la decisión de la provincia pero admitió que quizás en otro escenario esos reducción ayudaría, pero que por ahora "no es determinante en cuanto a la operatoria", dijo.

Comentá la nota