Por la crisis: El Municipio trabaja en un plan de ajuste económico

Debido a la situación económica y los recortes sufridos en la coparticipación, funcionarios municipales señalaron que "la situación es delicada, pero debemos afrontarla de manera responsable".
La situación económica en la Provincia de Buenos Aires se presenta adversa para los Municipios que la componen, donde en algunos casos las Comunas ya han presentado problemas para afrontar pagos, tanto a proveedores como a sus empleados.

En este sentido, fueron consultados funcionarios del Municipio de Campana, quienes brindaron un panorama de la situación a nivel local.

El Secretario de Economía y Hacienda, Cdor. Diego Jendrulek, manifestó que "el coletazo final de la crisis ha producido una serie de dificultades para afrontar los gastos corrientes, teniendo en cuenta que no se han reducido significativamente los gastos en obras diversas que caracterizan a la gestión. En primer lugar, el municipio de Campana ha recibido un 10% menos de los fondos coparticipables provenientes de la provincia de Buenos Aires con respecto a lo proyectado en el Marco Macro-Fiscal realizado por la Provincia. Si realizamos una proyección anual esto representa un monto de $3.800.000 aproximadamente".

Según nos explicó el Secretario, la dificultad que afronta el Estado Provincial para cumplir con la transferencia de los montos estipulados hacia los municipios está vinculada a su vez, directamente, con el recorte que sufre en los fondos coparticipables nacionales y también al impacto de la crisis que afecta entre otras cosas a la propia recaudación provincial, ya que el Impuesto a los Ingresos Brutos es la principal fuente de financiamiento de la Provincia, y éste, por la menor actividad también sufre una baja en la recaudación.

Otro de los puntos significativos en la cuestión, es la merma en la recaudación municipal. "En mi opinión esto está vinculado con la leve disminución que ha sufrido la actividad económica en general como producto de la crisis mundial, de la cual Argentina no ha escapado inmunemente. Es sabido que cuando baja el nivel de actividad comercial y la actividad económica en general se produce una baja sensible en la recaudación de las tasas municipales" sintetizó Jendrulek.

Por su parte, el Secretario General de Gabinete manifestó que "tenemos conocimiento que en otros Municipios ya existen problemas para afrontar los pagos, ya que ésta situación pone en peligro el cumplimiento de las obligaciones municipales. Las exigencias nos llevan a tener que confeccionar el presupuesto de gastos un año antes, según lo proyectado y teniendo en cuenta la coparticipación que deberíamos recibir en cuestión, y que en estos momentos se ha visto recortada. Dentro de los gastos, se incluyen los salarios de los empleados, y a su vez el funcionamiento del Municipio en sí, por lo cual debemos ser sumamente prudentes en buscar soluciones al respecto".

Pese al complicado panorama que atraviesan la mayoría de los municipios bonaerenses, el Dr. Orquiguil señaló que "en estos momentos, estamos armando el presupuesto para el año que viene, ya que la normativa nos exige presentarlo antes del 31 de Octubre, y lo hacemos con la mayor previsión posible, teniendo en cuenta la situación. Pero hemos sabido remontar grandes deudas heredadas, administrando un Municipio hasta dejar sus cuentas con superávit, por lo que vamos a encarar un plan de ajuste necesario para poder afrontar la crisis que hoy nos golpea" finalizó.

Comentá la nota