La crisis les da una mano a los inquilinos

La crisis les da una mano a los inquilinos
La caída del poder adquisitivo, el temor al departamento vacío y la recomposición en los valores de años anteriores condicionan alzas.
Los precios de los alquileres se mantendrán estables durante este año. Así lo pronosticaron analistas del mercado local, quienes reconocieron que en la actualidad la industria está atravesando una situación de inactividad debido a la caída del poder adquisitivo de la gente. Empresarios del sector consultados por Crítica de la Argentina se animaron a vaticinar que las inmobiliarias no se van a arriesgar a perder clientes este año, incluso a pesar de que se concreten los esperados aumentos salariales. El temor a perder inquilinos y la actualización de valores de los últimos años condicionan a los propietarios.

Néstor Wallenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), consideró que los alquileres y algunas propiedades en venta mantienen sus precios en niveles similares a los del año pasado. “Por ahora no hubo variaciones en enero, pero no nos olvidemos de que los precios están muy atados a los salarios de la gente. Hoy no van a aumentar porque la mayoría no podría pagarlos”, contó el titular de la entidad.

El presidente de la Unión Argentina de Inquilinos (UAI), Radamés Marini, no hizo referencia a los precios actuales de los alquileres, pero criticó al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por alterar los datos del INDEC. Según Marini, durante los últimos dos años los precios de los alquileres se renovaron al 100% del valor del contrato vencido. “Aumentaron 50% anual, o sea 2,5 veces la inflación de cada año”, resumió el defensor de los inquilinos.

Para Marini, la medición del INDEC se convirtió en “un mecanismo perverso que generó la expulsión de inquilinos hacia lugares más chicos y de peor calidad con una manifiesta degradación de la vivienda”.

Fuentes del sector opinaron que el Gobierno dejó “a los potenciales inquilinos casi sin dinero en el bolsillo para destinarlo al pago de la renta de una nueva vivienda” luego de los últimos aumentos anunciados en las facturas de servicios, impuestos y en el transporte, entre otras cosas.

Daniel Obetko, director de Korn Propiedades, coincidió con Wallenten. Para él los precios se van a mantener siempre y cuando las variables económicas actuales no se muevan. “En la actualidad casi no hay oferta de créditos hipotecarios accesibles y eso va a obligar a que el escenario no cambie. Hay mucha gente que no tiene el dinero suficiente para comprar una propiedad y no le queda otra que alquilar”, agregó el directivo.

Algunos operadores admitieron que los propietarios de departamentos en alquiler comenzaron a mostrarse más flexibles en los últimos meses, especialmente cuando consiguen un inquilino con trabajo estable, sueldo en blanco y una garantía verificable. “La tendencia estable se va a mantener durante el año. No hay ningún indicador que nos diga que vayan a subir. Hay propietarios que prefieren tener mayor seguridad sobre el buen comportamiento del inquilino que ganar más. En las negociaciones de algunos contratos, a veces se consiguen rebajas de entre un 10% y un 20%, según cada caso”, contó a Crítica de la Argentina Iuri Izrastzoff (h), director de la inmobiliaria que lleva su apellido.

Las propiedades en el congelador

El mercado inmobiliario local está sintiendo los efectos de la crisis global. Según desarrolladores consultados por Crítica de la Argentina, el precio del metro cuadrado de viviendas en Capital y el interior tenderán a bajar durante 2009. Según el CEO de Raghsa, Héctor Salvo, habrá un “reacomodamiento de precios”. “Los valores podrían retroceder entre el 15% y el 20%, según la zona”, estimó el directivo.

Comentá la nota