La crisis internacional ya golpea al sector olivícola

Se cayeron ventas en Estados Unidos y Brasil, que son los dos principales compradores del sector. Los empresarios dicen que la situación interna también complica

La situación internacional, que afecta a las principales bolsas de valores del mundo y que también impactan en las empresas de diferentes bienes y servicios, también se está sintiendo en el sector agrícola riojano. Los olivareros riojanos ya enfrentan la suspensión de algunas ventas a sus principales mercados internacionales.

Desde la Cámara Olivícola Riojana confirmaron que algunas de las ventas que estaban previstas a Brasil y los Estados Unidos se cayeron en las últimas semanas.

La información fue confirmada a NUEVA RIOJA por el Gerente de la Cámara Olivícola Riojana (COR), Orlando Barros. "Estamos preocupados por la crisis internacional y también por la situación interna", destacó el empresario.

Barros destacó que la crisis ya está impactando en el sector. "La crisis ya nos está afectando, porque la devaluación que realizó Brasil ya provocó que nuestros productos queden más caros en comparación con los de aquel país", explicó.

En el mismo sentido, remarcó que una situación similar se generará con España a partir de la caída del precio del Euro y la revaluación que tiene el dólar.

"Si alguien cree que la crisis no nos va a impactar sería iluso. Nosotros ya tenemos ventas que están en paréntesis, como nos pasa con Brasil y a algunas empresas ya les notificaron que se suspendían sus ventas en Estados Unidos", sostuvo en otro tramo del diálogo con NUEVA RIOJA.

Brasil y Estados Unidos son desde hace varios años los principales mercados del sector olivarero riojano.

Esos dos países son de los más afectados por la crisis financiera internacional que golpea a todo el mundo desde hace varios meses. Estados Unidos porque es la cuna del proceso generado a partir de la crisis del sector hipotecario y Brasil porque generó una devaluación del Real que superó el 30 por ciento.

Por otra parte, Barros también se mostró preocupado por la situación interna del país, especialmente por la realidad de los precios relativos a partir del proceso inflacionario que afecta a la Argentina desde el año pasado.

"En los últimos tres años los precios internacionales se mantienen estables, pero el proceso inflacionario generó un aumento de los insumos internos. Sólo por poner un ejemplo, los ferlizantes nos aumentaron un 200 por ciento su valor en dólares", explicó Barros.

En el mismo sentido, destacó que en diciembre de 2006 el kilo de aceite estaba en 2,2 euros y que en la actualidad mantiene el mismo precio.

"Nosotros perdimos rentabilidad, porque en el 2001 el costo de producción por cada hectárea era de 1000 dólares, mientras que en la actualidad esta en 2000 dólares", explicó el dirigente de la Cámara que coordina el trabajo de las principales empresas del sector.

Barros comentó que en el sector olivarero los precios internacionales se mantienen estables, inclusive en los mercados a futuro, pero que no ocurre lo mismo con los valores de los insumos internos.

Comentá la nota