Una crisis interna que paraliza el ministerio

Las diferencias entre el ministro Sergio Saracco y Ricardo Landete se acrecientan y tienen paralizado parte del Ministerio de Salud. Ambos nunca tuvieron buena relación, pero los problemas se acentuaron con los conflictos desatados en el área de Higiene de los Alimentos.
Allí hay denuncias cruzadas por falta de control y hasta por supuestos hechos de corrupción.

Los empleados de la repartición denunciaron a Carlos Delamarre, que responde a Saracco, y a la vez Delamarre denunció a empleados que responden a Landete (incluida una sobrina de éste), por varias irregularidades.Según explicó Saracco en la Legislatura, "se pidieron sumarios y acciones que llevan hasta 200 días" sin resolución.Allí, las culpas apuntaban al cuñado del Gobernador.

En el medio, los legisladores denuncian que a raíz del conflicto no se está controlando la calidad de los alimentos y los establecimientos que los producen.En ese sentido aseguran que hay casos de síndrome urémico hemolítico que no son investigados como corresponde.

El fin de semana pasado los referentes del justicialismo pidieron a Jaque que tomara una decisión para terminar con los conflictos en Salud.

Comentá la nota