Crisis de inseguridad: Granados de Ezeiza podría reemplazar a Stornelli

Como anticipó LPO, Daniel Scioli analizaba cambios en su gabinete, pero la rebelión de los vecinos de Wilde que desde hace tres días reclaman en las calles por política de seguridad, habría adelantado la decisión. El ex fiscal sería reemplazado por el intendente de Ezeiza con quien el gobernador ya se había reunido hace 15 días.

La crisis de inseguridad explotándole en las calles de Wilde, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, analiza reemplazar de manera inminente a el ministro encargado de esa área, Carlos Stornelli, por el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados.

Granados es uno de los aliados más firmes del gobernador en el Conurbano, y precisamente semanas atrás cuando lanzó una nueva etapa de su moderno plna de seguridad junto a Scioli, fue el primero en pedir públicamente su reelección.

Como adelantó La Política Online, el mandatario provincial venía ideando, con la venia de Néstor Kirchner, un cambio de gabinete. Los tres que estaban en la mira eran: el ministro de Seguridad, el de Educación, Mario Oporto, y el de Salud, Claudio Zin.

Pero la rebelión de los vecinos de Wilde que desde hace tres días reclaman en las calles por política de seguridad, habría adelantado la decisión de reemplazar a Stornelli.

Según el diario El Día, desde la gobernación buscan una figura más "política" para ese Ministerio que hoy ocupa el fiscal federal actualmente con goce de licencia. Y todos apuntan al jefe comunal Granados, que ha implementado en su municipio un plan de seguridad considerado modelo.

Scioli ya viene tanteando el recambio. Hace 15 días estuvo reunido en la sede del Banco Provincia con un posible reemplazante de Stornelli -su nombre se mantiene en reserva- y con Mario Montoto, empresario del rubro de seguridad y proveedor privilegiado de la gestión de Stornelli, que bajo la "emergencia" que vive su área, ha logrado eludir la convocatoria a licitaciones en compras de equipamiento muy importantes.

Sin embargo, no le resulta sencillo al gobernador deshacerse de su ministro. Stornelli goza en el gabinete bonaerense de notables márgenes de autonomía, que algunos de sus pares atribuyen a su situación de fiscal en uso de licencia y sus aceitados contactos en el fuero federal. "Muchos le tienen miedo, porque saben que el día de mañana puede volver a la fiscalía y vengarse desde ahí", afirmaron a La Política Online.

"Está trabajando normalmente. Además, no tengo por qué ratificar o no al ministro. No voy a dejarme llevar por el rumor o los chismes. No me distraigo en esas cosas", respondió sinuoso Scioli al ser consultado sobre el tema.

"No tenemos nada para decir", fue la hermética respuesta de los voceros sciolistas cuando este medio consultó ayer sobre su continuidad.

El resto de los cambios

Entre los cambios bajo análisis figura también el pase del titular del IOMA, Javier Mouriño, a los equipos de ministros y secretarios de Estado, más precisamente a algún área de la Secretaría General que conduce el hermano del Gobernador, José Scioli, agrega por su parte El Día.

De concretarse ese traslado, al frente de la obra médica asistencial de la Provincia podría producirse el ascenso del actual número dos, Antonio La Scaleia, y se incorporaría a la conducción al actual diputado provincial y secretario general de UPCN, Carlos Quintana.

También habría cambios en la conducción del Instituto de Previsión Social (IPS). Desde la Legislatura se impulsa para la presidencia del organismo al senador Javier Mazza, un hombre que condujo el IOMA durante la gobernación de Felipe Solá, y cuyo mandato como legislador vence el 10 de diciembre próximo. Pero desde otros sectores se promueve el ascenso del vicepresidente del IPS, Sergio Saragoza.

La movida ya confirmada por el Ejecutivo es, como se dijo, la salida de Ana Corbi del organismo ambiental de la Provincia, el OPDS, y el ingreso de otro senador al que se le vence el mandato, José Molina, promovido por un grupo de intendentes del norte del Conurbano.

Comentá la nota