Crisis hídrica seca el bolsillo de cooperativa

En Río Ceballos, reconocen que la baja en el consumo provoca un saldo negativo en las finanzas de la entidad que distribuye el agua.

La crisis hídrica en la que continúan inmersas las Sierras Chicas sigue aportando ribetes negativos. Esto, a pesar de la llegada de algunas (pero insuficientes) lluvias a la zona.

Ayer, la Cooperativa de Agua de Río Ceballos denunció que los problemas con la falta del líquido vital está generado enormes perjuicios en las finanzas de la entidad.

En un comunicado, los directivos calcularon que se cuadruplicaron las roturas en la red de distribución y que fue necesario asignar horas extras al personal para coordinar la apertura y cierre de todas las cisternas. Además, como continúan los cortes, se multiplican los gastos en la distribución de agua en escuelas, hoteles, comercios y geriátricos.

Un dato es más que significativo: la cooperativa reconoce que como disminuyó –por efecto de los cortes– la cantidad de agua consumida, se está produciendo una baja en la facturación del servicio.

Salsipuedes. Por otra parte, en Salsipuedes, y como consecuencia de la falta de lluvias, en las últimas horas se agravó la situación en el barrio El Pueblito. Allí, los pozos funcionan tan solo al 15 por ciento de su nivel habitual. Según la intendencia, ya son 700 las familias afectadas en la localidad.

Comentá la nota