La crisis genera en España una legión de "mileuristas"

El 63% de los trabajadores gana menos de 1100 euros por mes, según un informe oficial
MADRID.- La crisis económica y social que azota a España volvió ayer a dar muestras de su crudeza: el propio gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero admitió que el 63% de los trabajadores españoles recibe ingresos brutos mensuales inferiores a los 1100 euros. Es decir, son "mileuristas".

Muchos de ellos se quejan porque esto los obliga a tener un segundo trabajo. Otros dicen que ya han considerado la idea de emigrar. Pero a nadie se le escapa que este nuevo y frío golpe de la estadística refleja la realidad que viven cada vez más empleados y autónomos desde el año pasado, descontentos por el deterioro de las remuneraciones.

El malestar se suma a la inquietud general por la preocupante tasa actual de desocupación, del 18,1%, evidente con sólo observar las largas filas frente a las oficinas de empleo y el creciente número de comercios cerrados.

La evolución en el nivel de las remuneraciones aportó cifras alarmantes para un país de la Unión Europea (UE): de preocuparse por contar con 11 millones de "mileuristas" en 2006, las autoridades españolas se enfrentan ahora al desafío de conseguir que la actual cifra de 18,3 millones de trabajadores con ese nivel de ganancias detenga su descontrolado ascenso.

El estudio, realizado por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), también confirmó la inclusión en esta tendencia de reducción salarial de los trabajadores calificados. Según el documento, 1,6 millones de empresarios y profesionales tienen ganancias mensuales en bruto por debajo de los 1100 euros.

"Esto ya se nota desde hace varios años y, aunque yo espero que cambie, la verdad es que necesito tener más de un trabajo para poder reunir el dinero suficiente para vivir razonablemente", afirma a LA NACION Elena Santos, una licenciada en Bellas Artes de Salamanca de 33 años que admitió haber llegado a realizar tres actividades remuneradas al mismo tiempo para "poder llegar a fin de mes".

"Para peor, como docente estoy sujeta a contratos renovables cada seis meses. Se paga muy poquito... ojalá llegara a ser considerada, algún día, una «mileurista»", agrega.

Es que muchos jóvenes admiten que el 80% de su sueldo va a parar al alquiler de un departamento o el pago de la hipoteca. Para más datos, la factura mensual del teléfono o del canal de cable oscila en los 40 euros, y una comida promedio en un restaurante no baja de los 30.

Los casos como el de Santos se reproducen especialmente fuera del capital, donde el costo de vida también es más bajo. No en vano Extremadura, la comunidad vecina a Salamanca, es la que mayor porcentaje de "mileuristas" concentra: el 74,7% de los trabajadores gana menos del "número mágico" que traza la línea imaginaria entre una remuneración baja y otra socialmente más aceptada.

En esta escala, le siguen de cerca las comunidades autónomas de Andalucía (69,9%), Canarias (69,1%), Galicia (69%), Murcia (68,7%) y Castilla-La Mancha, con un 67,4% de "mileuristas". En cambio, si se considera la cantidad de trabajadores, la región que lidera el ranking es Andalucía, con más de 3,4 millones de personas, seguida de Cataluña (2,7 millones), Madrid (2 millones) y la Comunidad Valenciana (1,9 millones). Es decir que, en términos absolutos, los distritos con mayor cantidad de "mileuristas" incluyen a las ciudades más desarrolladas y su periferia.

Deterioro

Desde Barcelona, una de estas urbes emblemáticas, el empleado de inmobiliaria Javier Ferrol-Maró relaciona su propia situación de "mileurista en el límite" con la crisis en el mercado laboral, que ha dejado un tendal de 4,14 millones de desempleados en todo el país.

"No estoy tan seguro de que antes se ganara mucho más, pero sí existía un rango de sueldos más amplio. Ahora, el techo se ha venido abajo y ya casi es una ley no escrita que a los administrativos e, incluso, a los profesionales que han cursado estudios universitarios nunca se le pague mucho más que esa cifra", dice este catalán de 28 años, que se acaba de recibir de contador.

Además, Ferrol-Maró admite que, poco después de entrar en contacto con la realidad del mercado laboral español, sintió un "fuerte deseo" de emigrar "a Francia o a Inglaterra" en busca de mejores oportunidades.

En este sentido, y más allá de las trabas idiomáticas, la partida a otros países de la UE representa una opción más que tentadora. De acuerdo con un informe del diario económico Expansión , un joven sin experiencia ganaría "como mínimo" 1321 euros por mes en Francia y 1462 en Irlanda, contra el piso que le garantiza el denominado "Salario Mínimo Interprofesional" en España, que apenas alcanza los 728 euros.

Otro imán para los españoles es que en esos países, así como en Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Gran Bretaña, el porcentaje de quienes ganan menos de 1100 euros apenas roza el 15%, una porción que, a pesar del alcance continental y mundial de la crisis, no puede compararse con el 63% de los que ganan esa misma cantidad en España.

"Si esto sigue así, tarde o temprano voy a irme. No me gusta la decisión, pero creo que no va a quedar otra alternativa", protesta, resignado, el empleado catalán.

18,3

Millones

* Son los españoles que ganan menos de ? 1100 mensuales (63%). En 2006 eran 11 millones.

15%

De "mileuristas"

* Es el porcentaje promedio en otros países europeos como Francia, Gran Bretaña, Bélgica y Holanda.

1,6

Millones

* Es la cantidad de empresarios y profesionales españoles con ingresos "mileuristas".

Comentá la nota