Crisis. Fuerte caída en la recaudación local por la recesión

Aunque la Nación no acepte aún que la economía está en recesión, la situación puntual en las provincias así lo demuestra. En La Rioja, por ejemplo, la meseta en que se encuentran los salarios estatales, la inflación y las suspensiones y amenazas de despidos en el parque industrial impactan fuerte. Un reflejo lo muestra la recaudación, que en enero pasado cayó mas de un 3 por ciento en comparación con igual mes del año anterior. A la caída del consumo por la habitual recesión veraniega, se sumó la crisis coyuntural.
La recaudación provincial de La Rioja, la que se genera a partir de los impuestos que cobra la Dirección General de Ingresos Provinciales (DGIP) se derrumbó en enero pasado en mas de tres puntos en comparación con igual mes de 2008.

Con ese dato, La Rioja se sitúa en uno de los peores puestos del ranking de distritos a la hora de evaluar su capacidad recaudatoria. Un dato que refleja la recesión que se deriva de la meseta en que cayeron los salarios estatales, la inflación y las suspensiones y amenazas de despidos en el parque industrial, entre otros factores que impactan en las ventas.

Es que el grueso de los ingresos fiscales de La Rioja radica en el cobro de impuestos por ingresos brutos. Es el que pagan los comercios y empresarios de todo tipo por su nivel de ventas y facturación.

La consultora Abeceb.com distingue tres grupos de provincias a la hora de evaluar la crisis recesiva en la economía argentina.

El primero está integrado por las provincias que mantuvieron un fuerte crecimiento en su recaudación: Buenos Aires (25,1%), Santa Fe (24%) y Tucumán (18,8%). La administración de Daniel Scioli logró el alza gracias a la reforma tributaria que emprendió en julio y que elevó la alícuota de ingresos brutos a grandes empresas y comercios.

Un segundo grupo está conformado por provincias "claramente influidas por las consecuencias de la crisis", según la consultora de Sica. Son distritos en los que los ingresos propios crecieron poco: Río Negro (9,9%), San Juan (8,3%), la ciudad de Buenos Aires (6,1%), Entre Ríos (6%), Formosa (5,8%), Mendoza (5,1%) y Jujuy (4,2 por ciento).

Ya el año pasado La Rioja (19,5%), Entre Ríos (19%) y Salta (15,8 por ciento) habían sido las tres provincias de menor crecimiento fiscal. Precisamente, entre las provincias con peor evolución en enero pasado y, por lo tanto, más afectadas por la crisis, figuran La Rioja (con una caída del 3,5%), Corrientes (con un alza del 1,3%) y Salta (con una suba del 1,8 por ciento).

La coparticipación a las provincias

Las transferencias de la Nación a las provincias por la coparticipación, que habían crecido el 28,9% en los primeros diez meses de 2008, subieron sólo el 14,6% en noviembre, el 14,4% en diciembre, el 0,5% en enero y el 12% en febrero, según la consultora de análisis Economía & Regiones.

"Casi todos los presupuestos provinciales prevén una recaudación superior a la real", advierte Nadin Argañaraz, del Instituto de Análisis Fiscal. "Están readecuando sus números", añade, y calcula que en 2008 el conjunto de las provincias tuvo un déficit primario (antes de los intereses) del 0,3% del PBI y uno financiero (tras los intereses), del 0,6%, por culpa de Buenos Aires, Capital y otras provincias. El 2009 puede ser peor.

Comentá la nota