La crisis ya frena el empleo

Se observa un freno en el consumo y se prevé un caída en la inversión y en la creación de empleo, con un menor crecimiento.
Neuquén > Los tiempos en que se creyó, por un momento, que la crisis financiera internacional sucedía en otra parte van quedando rápidamente atrás. El fenómeno fue inicialmente de profecía autocumplida. Frente a escenarios de incertidumbre el comportamiento empresario suele ser abortar proyectos de inversión. En el sistema económico esto significa pisar el freno, cuando no poner marcha atrás.

Sin embargo, lo que primero fue simple incertidumbre frente a las señales de alarma que llegaban de los países centrales comenzó rápidamente a trasladarse a la economía real. Las salidas de capitales de los mercados de materias primas deprimieron los precios, luego, los capitales comenzaron a salir de los mercados emergentes, como Brasil, Chile o Argentina, para refugiarse en el dólar. La divisa estadounidense se apreció, el euro no para de devaluarse y las monedas de Brasil y Chile continúan depreciándose.

Mientras tanto, a pesar de los pedidos desesperados de los exportadores, la moneda argentina no pierde valor a igual velocidad que la de sus socios comerciales. Y si bien la inflación de costos es menor hoy que en la primera mitad del año, los costos de producción internos siguen creciendo. Si alguien quisiese sumar elementos para predecir el freno de la economía y la creación de empleo no necesitaría hacerlo, ya están todos presentes. En el caso argentino, además, llegan para profundizar procesos que, según los analistas, ya estaban en marcha.

Para conocer cómo impactará la crisis en la región, La Mañana de Neuquén realizó un relevamiento entre los actores económicos. Del mismo surge un impacto diferencial. Los resultados no serán iguales para Río Negro que para Neuquén, pero ambas provincias se verán afectadas.

Un punto de partida para testear lo que pasa en la economía lo brinda el consumo y, dentro de él, el consumo minorista.

Eduardo del Prete, gerente Regional de Supermercados La Anónima para Río Negro y Neuquén, señaló a este diario que en los últimos meses se registró en toda la Norpatagonia “una importante desaceleración del consumo, pero con una salvedad: Neuquén capital es el lugar donde el parate es más pronunciado”.

Al momento de poner cifras, Del Prete señaló que en 2007 los índices de crecimiento rondaban el 30 por ciento interanual, mientras que en los últimos meses la expansión se redujo en promedio a la mitad y a “un tercio o menos” en el caso de la capital neuquina, “donde no tuvimos aumento de la competencia que pueda explicar la desviación”. Sobre la crisis financiera internacional el directivo afirmó que la decisión estratégica de su firma fue parar todas las inversiones vinculadas a la expansión de bocas.

Que en Neuquén el consumo se frene más que en el resto de la región es un indicio de que algo sucede con la actividad petrolera.

Petróleo

Fuentes de la firma YPF dijeron a La Mañana de Neuquén que ninguno de los planes de explotación e inversión de la empresa sufrieron modificaciones y que, hasta ahora y en lo que resta del año, la crisis internacional no interfirió ni interferirá en la actividad de la empresa. “Por supuesto que no podemos saber qué pasará en 2009 y cuál será nuestro plan de negocios, pero eso hoy no puede saberlo nadie”.

La opinión del directivo de la petrolera refleja un dato básico: los efectos de la crisis están en desarrollo. No se trata sólo de lo que sucede hoy, sino de lo que sucederá.

En tanto, una alta fuente del gobierno provincial que trabaja con el sector petrolero destacó que “es innegable que este año existe un freno en la actividad, pero por ahora se trata más de una situación preexistente que relacionada a la crisis externa”. Para el funcionario el parate estaría vinculado al bajo precio interno de los hidrocarburos, especialmente el gas y “a esto las empresas le adosaron el punto de la supuesta incertidumbre por la renegociación de contratos”.

Pero según el funcionario la menor actividad no llegó todavía al empleo, que involucra a unos 12.000 trabajadores en la provincia, ni a la inversión de las principales empresas, “sí, en cambio, se siente en las firmas proveedoras de servicios” en los pozos. “Tenemos noticias de que existen algunas licencias de personal”, reconoció el secretario de Estado, quien también insistió que “por ahora” los menores precios internacionales de los hidrocarburos “no afectan las renegociaciones contractuales en curso”, aunque preocupa la baja del precio internacional.

El pasado viernes el crudo WTI cerró a 64 dólares, más de 80 dólares por debajo del pico alcanzado pocos meses atrás. De todas maneras, tanto las empresas como el gobierno insisten en que para renegociar no se miran los precios del corto plazo, sino la tendencia en el largo. Los datos duros que quedan del conjunto son el parate de la actividad y las licencias de personal.

Construcción

Víctor Carca, delegado normalizador de la UOCRA Neuquén, y también delegado del gremio en Bariloche, tiene una visión distinta de la situación petrolera. Sostiene que en el último mes y medio se reactivaron las obras civiles en los yacimientos de Loma de la Lata y Aguada Pichana, operadas por YPF. “Sólo 3 contratistas que trabajan en esa zona tomaron cerca de 300 trabajadores”. No obstante, Carca reconoce un freno global de la actividad en Neuquén.

“No tenemos un desempleo preocupante, ronda el 7 u 8 por ciento. La actividad no cayó de golpe, pero hay un amesetamiento” que se explicaría básicamente por la lentitud de la obra pública. “Los retrasos en los pagos hacen que se avance más despacio”, destacó. Carca, que también es delegado en Bariloche, sostiene que allí sigue siendo fuerte el impulso de la obra privada.

También aporta una diferencia entre la obra pública rionegrina y la neuquina. “En Río Negro se avanzó más en la construcción de viviendas. Mientras Río Negro va por el Plan Federal II, Neuquén todavía no completó el I. La falta de relación del anterior gobierno provincial con la Nación determinó que de 29 planes y 5.000 viviendas del Plan Federal I apenas se completen unas 1.000”, dijo.

Fruticultura

Los efectos del freno en la construcción parece favorecer a los empresarios frutícolas. Juan Martín Rosauer, presidente de CAFI, la cámara que agrupa a los exportadores, señaló a La Mañana de Neuquén que se nota una menor restricción en la oferta laboral. En el Alto Valle, construcción y fruticultura compitieron tradicionalmente por la mano de obra.

Sin embargo, la crisis llegará al sector por el lado del tipo de cambio, no por el empleo. “Los efectos no se verán de manera inmediata”, sostuvo Rosauer, “la cosecha hay que levantarla y los galpones seguirán trabajando, no creo que esta temporada se vea afectado el empleo, pero sí veremos problemas de rentabilidad.

El euro que llegó a estar a 1,60 dólares ya está a 1,30. Y en Brasil el dólar subió a 2,40 reales, cuando llegó a estar a 1,60. A ello se agrega que el Hemisferio Norte tendrá este año una cosecha normal, sin pérdidas por heladas como el año pasado. La crisis internacional, si frena la economía como todos predicen, significará menos demanda.

«Todo apunta a menores precios. Internamente tenemos mayores costos. La suma es una fuerte caída de la rentabilidad”, reseñó el empresario, quien además destacó que salvo las firmas multinacionales instaladas en la región, el resto de los actores, empresarios integrados y chacareros, frenarán las inversiones.

Turismo

Aunque el problema cambiario afectará a todos los sectores exportadores por igual, tanto de bienes como de servicios, como es el caso del turismo, el impacto llegará particularmente a este último. Omar Contreras, ministro de Turismo de la provincia de Río Negro, señaló a este diario que por el lado receptivo la nueva situación cambiaria de Brasil hará que para los brasileños sea más difícil salir de su país, más cuando “de aquí a fin de año se esperan dos devaluaciones más”.

En el caso de Chile, cree que la devaluación no afectará mayormente porque los vecinos elijen Argentina por su proximidad e “incluso en épocas cambiariamente desfavorables los chilenos siguieron viniendo”.

Contreras consideró que la caída más fuerte de visitas del exterior será la de estadounidenses y europeos, aunque agregó que la Patagonia norte no es un destino tradicional de estos visitantes, como si lo son Calafate, Tierra del Fuego y Puerto Madryn, zonas que se verán más afectadas. El norte patagónico tiene más visitantes israelíes y, particularmente, turismo interno. En el primero de los casos no está claro como reaccionarán, el segundo lleva a la perspectiva del turismo emisivo. Con la devaluación del real, Brasil será competencia durante el verano.

El balance del ministro rionegrino es que el efecto tipo de cambio será difícil de sobrellevar, pero que no obstante existen dos atenuantes. Por un lado la fidelidad del turismo interno con las playas regionales y por otro la atracción natural de la comarca andina. El dato notable es que, siempre según el ministro, los operadores turísticos de la región todavía no tomaron nota de la crisis. «Es que es todo predicción, todavía no se ve en las bajas de las reservaciones ni en la demanda», concluyó. (C.S.)

Claves

• Los costos de producción internos continúan creciendo.

• El euro y el real se devalúan frente al dólar.

• Aumenta la salida de capitales.

• Se frena la inversión.

• Se reduce la competitividad exportadora.

• Aumenta la presión importadora.

• Caen los precios de las materias primas.

• Se frena el consumo.

• Se detiene la creación de empleo.

Comentá la nota