Crisis en la F1: la FOTA anunció medidas para reducir 50% los costos.

Crisis en la F1: la FOTA anunció medidas para reducir 50% los costos.
Luca di Montezemolo, presidente de la FOTA (Federación de Escuderías de la Fórmula 1) anunció en Génova que se tomarán medidas para reducir los costes en las escuderías a la mitad entre 2008 y 2010.
Los costes de los motores, divididos por dos entre 2008 y 2009, disminuirán un 37,5 por ciento entre 2009 y 2010, mientras que los de las cajas de cambios se reducirán en un 60 por ciento y los de los chasis en un 30 por ciento entre 2009 y 2010, según Di Montezemolo.

La reducción del número de sesiones de entrenamientos, que permitió ahorrar un 50 por ciento en gastos entre 2008 y 2009, se acentuará para arañar un 30 por ciento más, mientras que los esfuerzos en el ámbito de la aerodinámica deberían reducir los presupuestos a la mitad entre 2009 y 2010.

El Kers ("Kynetic energy recovery system"), sistema de recuperación de energía cinética para transformar la energía acumulada en las frenadas en caballos suplementarios, cuyo desarrollo fue muy costoso, será el mismo para todos y su precio estará entre 1 y 2 millones de euros por equipo.

"Nuestro objetivo es el de bajar los presupuestos un 50% en solamente dos años", afirmó Luca di Montezemolo, que dirige además la escudería Ferrari.

"Comenzamos a discutir las reducciones de costes en 2008. Nos anticipamos a la crisis económica. (...) Si no hubiéramos tomado estas medidas, habría sido difícil para algunas escuderías", estimó el presidente de la FOTA.

"Debemos equilibrar los costes y los ingresos, para asegurar el futuro de los equipos actuales y hacer la Fórmula 1 accesible a nuevos equipos", subrayó el patrón de Ferrari.

Los constructores deberán comprometerse "antes del 18 de marzo" a permanecer en la Fórmula 1 hasta 2012, declaró, lo que daría estabilidad a la Fórmula 1.

"Todos los equipos y los constructores quieren entrar en el nuevo acuerdo Concorde (sobre los derechos comerciales) hasta finales de 2012", añadió Luca di Montezemolo.

Paralelamente a estas medidas de ahorro, la FOTA propuso modificar el modelo de puntuación, dando 12 puntos al vencedor de la carrera en lugar de los 10 actuales. Eso supondría pasar de los 10, 8, 6, 5, 4, 3, 2 y 1 punto a 12, 9, 7, 5, 4, 3, 2, 1 para "recompensar mejor a los ganadores de las pruebas".

Las escuderías piensan reducir la longitud de los Grandes Premios (a un máximo de 250 kilómetros ó 1 hora 40 minutos), modificar el formato de las clasificaciones o incluso multiplicar las informaciones técnicas dadas a los telespectadores durante la carrera.

"Tenemos el mejor espectáculo televisado del mundo, pero debemos mejorar. En nuestros eventos, hay tecnología, glamour, riesgo (...) Pero nuestro producto debe ser menos previsible, más cercano a los medios y al público", resumió Flavio Briatore, director de Renault F1.

"Debemos abrir las puertas. A veces somos demasiado clínicos, demasiado perfectos. Debemos hacer más cosas", declaró Briatore, que se encarga del ámbito "comercial" de los proyectos de la FOTA.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) propondrá por su lado el 17 de marzo en el Consejo Mundial del deporte automovilístico sus nuevas reglas para limitar los costes de las escuderías de Fórmula 1.

Comentá la nota