“La crisis financiera no hace peligrar la Fiesta del Sol”

El secretario de Estado de Turismo de la provincia, Dante Elizondo, tiene una cosa en claro: “Los avatares económicos, la crisis, las expectativas y negativas que se puedan presentar, no van a hacer que ajustemos el presupuesto de la Fiesta Nacional del Sol en desmedro de la calidad de ésta”.
El motivo es simple: “Si bajamos la calidad, en vez de hacerla cada año mejor y de mayor calidad, eso nos hace mal a los sanjuaninos, porque en la medida en que vayamos aumentando la calidad de nuestra fiesta, más beneficios vamos a obtener de ella”.

El espejo en el que Elizondo se mira es la fiesta de los mendocinos. “El ejemplo lo tenemos de la Fiesta de la Vendimia, que cuando en la época más crítica de la Argentina, la fiesta se hizo con todas las luces y nadie objetó eso porque se sabía que a la larga, la fiesta le termina generando recursos”.

Dijo que “ellos tienen un presupuesto de 9 millones de pesos por parte del Estado, sin contar con la parte privada, y hace dos años, a Mendoza la fiesta le generó en concepto de turismo, 61 millones de pesos” y agregó que “además de eso, hay que tener en cuenta que el turista que va a la Vendimia, es probable que vuelva por otro motivo distinto de vacaciones a Mendoza, porque esto va generando una cadena”.

Pero los problemas para la organización no son pocos, según el titular de Turismo, “cuando a un proveedor de importancia, que normalmente son de afuera, uno le pide un presupuesto o una estimación, le dicen que hay que ver, porque en febrero vamos a ver cómo estamos de inflación”.

Es que “el tema de la crisis no da previsibilidad a nadie y por eso nadie nos da un presupuesto de más de 15 días de vigencia, porque no saben cómo estará el dólar ni nada de las variables económicas más adelante”.

“Igual, lo que no va a haber, es un desmedro de la calidad en función de los recursos”, dijo el secretario de Turismo para agregar que “no podemos nivelar para abajo porque haya una especie de enfriamiento de la economía” y aseguró: “Nosotros igual vamos a hacer una fiesta de alta calidad, porque eso nos hace bien a los sanjuaninos”.

Al adelantar detalles, Elizondo consideró “muy importante que los departamentos hayan elegido a sus reinas, que hace unos años las ponía en una agencia de modelos, como viene pasando con algunas otras fiestas que están en desarrollo, como por ejemplo la Fiesta de la Minería”, manifestó el funcionario.

Dijo que en las cosas más importantes, “tenemos que recurrir a proveedores de afuera porque en San Juan no hay desarrollo suficiente como para los tamaños que tenemos en esta fiesta”, algo que supuso que “con el tiempo también tendremos proveedores locales para estas cosas a gran escala”.

Como ejemplo, Elizondo dijo que “estamos pidiendo presupuestos a empresas de pirotecnia y de rayos láser, que no hay acá porque los proveedores locales no tienen efectos especiales que se necesitan”.

En ese tema, el funcionario dijo que “una de las empresas que ha venido a ofrecerse para hacer los fuegos artificiales, es Cadenaci, una empresa de conocida trayectoria que trae los fuegos artificiales de Brasil y que por lo que hemos visto, nos sale más barato que hacerlo con algún intermediario argentino”.

Lo mismo pasa con el sonido “donde no solamente es cotizar, ya que en la provincia nadie hace el sonido que requiere la fiesta” y por eso “hemos traído una empresa de Córdoba, otra de Mendoza y otra de Buenos Aires vinculada a Juan Carlos Baglieto, que es muy importante y de mucha calidad, y que es la que le hace la producción del sonido a Marcelo Tinelli” y que una vez que tengamos esos presupuestos vamos a saber cómo definimos esos temas”. Finalmente y ante una consulta, Elizondo dijo que “yo entiendo que, a nivel general, ahora vamos mejor organizados que el año pasado y vamos más adelantados porque ya tenemos la experiencia y hemos ido mejorando”.

No obstante ello manifestó: “Así y todo siempre se nos retrasa las cosas, como nos pasó, por ejemplo, en el caso de la presentación pública de las candidatas a reina que estaba prevista para una fecha determinada, pero nos encontramos con que había dos chicas que estaban de viaje de fin de clases”, lo que “nos postergó, pero no nos impidió hacerlo en tiempo y forma” y “lo mismo nos pasa cada tanto con cosas que no están previstas, pero que no dificultan el proceso final”.

Comentá la nota