Crisis financiera en General Acha

El gobierno de La Pampa quiere que la jefa comunal achique el número de funcionarios de su gabinete, que actualmente asciende a 26. García volvió a recibir visitas de funcionarios provinciales.
Al menos 26 funcionarios son los que acompañan a María Elena García en su gestión al frente de la municipalidad de General Acha, según surge del presupuesto de recursos y erogaciones que el Departamento Ejecutivo local remitió hace algunos días al Concejo Deliberante, cuyos integrantes lo aprobaron por unanimidad antes del receso invernal.

Parece ser que el alto número de funcionarios preocupa al gobernador Oscar Mario Jorge, quien hace unos días envió a funcionarios para que dialogaran con la jefa comunal. En esa oportunidad, le sugirieron a la jefa comunal que disminuyera esa cifra para evitar que la situación financiera se comprometa más seriamente.

Pero el llamado de atención no quedó ahí, ya que fuentes confiables informaron a LA ARENA que los funcionarios del PEP volvieron a visitar la comuna el lunes y que el motivo habría sido el mismo.

Sueldos.

La preocupación radica en que el Ejecutivo local hace tiempo que paga los sueldos de los empleados fuera de término. Dicha situación que empeoró a partir de los aumentos que ha ido decretando el mandatario provincial para los empleados de la administración pública. Si bien es cierto que el municipio adhirió a todos, en el caso del último aumento del 6 por ciento tuvo problemas y envió un proyecto al Concejo Deliberante para que sólo puedan cobrarlo los empleados. Sería una forma de reducir la erogación que significaría pagar el aumento a los funcionarios y concejales. Es que el número de trabajadores también es significativo para lo que es el municipio de Acha, ya que de acuerdo al presupuesto de este año, hay un total de 256 empleados. Más allá de esto habrá que ver si García tiene en cuenta la sugerencia de provincia y empieza a achicar su gabinete.

Cambios.

Del presupuesto de este año también se desprende que Carlos Aníbal Mendive, esposo de la jefa comunal, también se desempeña en calidad de funcionario. Lo hace como capataz general, lugar que antes ocupaba Raúl Díaz.

De esta manera el marido de García se alejó de la función que tenía antes como capataz de máquinas y regadores, donde se desempeñó después de haberlo hecho como chofer del Concejo Deliberante.

La nueva función de Mendive fue dada a conocer por el Ejecutivo a partir de la elaboración del presupuesto de este año, debido a que no fue informado públicamente por García, de modo que se estimaba que seguía trabajando como responsable de máquinas y regadores.

Comentá la nota