Por la crisis, expertos afirman que habrá 668 mil desempleados más

Un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella señala que la falta de trabajo empeorará en los próximos meses. Aunque oficialmente se asegura que el mercado laboral se encuentra estable, los trabajadores y quienes busquen empleo sufrirán con retardo los efectos del freno de la economía. La viceministra de Trabajo, Noemí Rial, reconoció que 10% de la población económicamente activa no tiene trabajo. En agosto, es probable que las cifras que brinda el Gobierno se acerquen a las previsiones privadas que estimaban que a fines de este año la desocupación volvería a los dos dígitos.
Un informe alertó que, lejos de lo que se asegura desde el Gobierno, la desocupación está en aumento y llegará al 12,2% en el primer trimestre del año que viene.

Si bien los datos oficiales recién se conocerán el 21 de agosto, la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, adelantó el miércoles pasado que la tasa de desempleo del segundo trimestre de este año se ubicará en el 10%, frente al 8,4% del primer trimestre, aunque indicó que la desocupación ya entró en una "curva descendente" y que "la peor etapa fue de noviembre a marzo". Luego, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, salió a moderar las declaraciones de Rial, diciendo el viernes que el desempleo "se mantiene relativamente estable" ya que no se produjeron "despidos colectivos", sino "individuales" porque los empresarios "abandonaron la cultura del despido fácil".

Más allá de las cifras oficiales, según un informe difundido la semana pasada por la consultora en recursos humanos Adecco Argentina y realizado por el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), la tasa de desempleo aumentará 3,92 puntos, pasando de 8,4% en el primer trimestre de este año a 12,32% en igual período de 2010, lo que implicaría un aumento en la cantidad de desempleados de 668.880 personas.

Según un índice que confecciona la UTDT en base a varios indicadores del mercado laboral, el ILAM, los pronósticos son desalentadores. Se espera que hacia el tercer trimestre de este año el índice siga en la zona de calificaciones consideradas "regulares" y, luego, manteniendo la tendencia decreciente, para el primer trimestre de 2010 las condiciones laborales se sitúen en la zona "mala".

Mientras muchos economistas de la consultoría privada ya se animan a decir que la economía local se encuentra cerca del fin de la caída, aunque lejos de una recuperación sostenida, parecería que lo peor para el mercado laboral aún está por llegar, ya que el desempleo es un indicador que "va con rezago" con relación al nivel de actividad.

Con esta expresión técnica, lo que los analistas quieren decir es que, aunque el nivel de actividad haya tocado fondo en junio, el desempleo podría seguir creciendo levemente. Y la recuperación de las contrataciones, que cayó fuertemente desde fines del año pasado, suele ir aún detrás de la merma del desempleo. En consecuencia, aún faltarían varios meses de demanda de empleo muy baja.

"Va a haber más gente que busque trabajo y no encuentre", explicó Inés Puente, analista del Centro de Investigación en Finanzas de la UTDT. "En tiempos de crisis, se genera una gran destrucción de empleo. Entonces, hay gente que antes trabajaba que se queda desempleada y, encima, hay personas que se incorporan al mercado de trabajo que no van a conseguir empleo", explicó. Además, es posible que en crisis más miembros del hogar salgan a buscar trabajo, como las mujeres, para intentar ser un segundo soporte familiar.

"El pronóstico para el mercado laboral para lo que resta de 2009 es negativo", aseguró y agregó que esperan "que la recesión instalada en el país en el último trimestre de 2008 y que se profundizó durante 2009 produzca una mayor caída en el empleo".

Según la UTDT, el país entró en recesión en el último trimestre de 2008. "Esperamos que esta situación se mantenga durante 2009, pero con una desaceleración en la caída de la actividad", consideró. El dato anticipado por Rial iría en línea con lo anticipado por fuentes privadas a PERFIL en marzo, cuando proyectaron que el desempleo a fines de 2009 se ubicaría entre el 10% y el 11%: Ecolatina anticipaba una tasa de 11%, mientras que IDESA, SEL y FIEL esperaban que trepara al 10 por ciento

La pobreza volvió a los niveles de 2001

En el último año y medio, por la inflación y el deterioro del mercado de trabajo, volvió a caer en la pobreza una de cada cuatro personas que salieron en los cuatro años anteriores, según el último informe de SEL Consultores.

En los partidos del Gran Buenos Aires, la incidencia de la pobreza ya es igual a la de octubre de 2001 y la distribución del ingreso "es casi la misma que a fines de 1998 y mucho más desigual que hace dos décadas e incluso que en buena parte de los años noventa".

Entre los factores estructurales que impiden que entre un cuarto y un tercio de la sociedad mejore sus condiciones de vida, SEL menciona la informalidad. Más de un tercio de la fuerza de trabajo es informal y, en consecuencia, no califica para la seguridad social.

El sistema de seguridad social se financia con contribuciones sobre las remuneraciones de los ocupados registrados, pero también con una importante masa de recursos no contributivos, impuestos pagan los ciudadanos aunque no tengan empleo. En 2008, los recursos tributarios asignados a la ANSES sumaron $ 23.400 millones, a los que hay que añadir $ 17.100 millones de transferencias del Tesoro de rentas generales. Así, de cada peso de prestaciones y transferencias corrientes del sistema de seguridad social, 34 centavos son pagados con recursos tributarios no contributivos, y esta situación no se modificó con la estatización de las AFJP.

Comentá la nota