La crisis está cambiando los hábitos de compra en los súper

La crisis está cambiando los hábitos de compra en los súper
Se compra menos, se opta por segundas marcas o propias y se aprovechan los días de descuento
Son las 11 de la mañana de un sábado. Eduardo Do Mato, 29 años, espera su turno para pasar por la caja registradora y pagar la compra semanal del supermercado. Mira el chango cargado por la mitad de su capacidad y cae en la cuenta de que cada vez compra menos, elige las marcas más baratas y compra casi exclusivamente las ofertas. "Siempre fui cuidadoso, pero ahora compro lo justo y necesario, y traigo una lista para no tentarme con nada", asegura.

Los efectos de la crisis económica llegan a las góndolas. Como Do Mato, gran parte de los consumidores están ajustando sus hábitos de compra en el supermercado a la disponibilidad de su bolsillo.

De acuerdo con un sondeo realizado por LA NACION en las principales bocas de expendio de la ciudad de Buenos Aires, y según coincidieron empresarios del sector consultados, la mayoría de los consumidores acuden al supermercado cuando el calendario indica que es el día de grandes descuentos, van con más frecuencia pero compran menos, eligen los artículos en oferta y cambian las primeras marcas por las de segunda línea o las propias del supermercado.

"Vine especialmente hoy a hacer las compras porque es el día que hacen el 15 por ciento de descuento", dice Roxana Rusika, una ama de casa de 27 años, mientras carga las bolsas de plástico a la salida de Disco. "Además, recorté gastos: ya no cargo en el chango ni galletitas, ni gaseosas, ni golosinas. Compro poco, pero de calidad. Y si está caro, opto por marcas más accesibles."

Rusika no es la única que piensa en las ofertas. "En Carrefour se percibe mayor cantidad de público los jueves y los sábados, cuando se ofrece un descuento del 20% con la tarjeta del Banco Santander. En tercer lugar, los domingos", afirmó una fuente del hipermercado de origen francés.

Tendencia general

Según el presidente de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), Ricardo Cáceres, esta tendencia se observa en todo el país. "Los picos de venta más altos se registran los fines de semana, cuando las promociones son más agresivas", afirmó.

Si bien destacó que los hábitos varían de acuerdo con el segmento al que se dirige cada supermercado, afirmó que existe un vuelco hacia a las segundas marcas, más baratas que las de primera línea. "Frente a esta elección pierden las premium, pero también los supermercados, porque facturan menos. La facturación cayó entre un 8 y un 10% respecto del año pasado", evaluó Cáceres.

La mayoría de los clientes consultados respondió que para reducir gastos en el supermercado, además de cambiar las marcas de primera línea por las segundas, prueban las bebidas, artículos de limpieza y perecederos de marcas propias.

"Todo aumenta, pero el sueldo sigue igual. Para que rinda mejor, vengo desde hace dos meses a este supermercado, que es más económico, y llevo varias cosas de la marca propia: el pan, los fideos y el arroz, por ejemplo", dice María Elena Sosa, 44, ama de casa, y muestra las bolsas de la compra recién hecha en Leader Price. Aunque asegura que no va a dejar de comprar ciertos productos de primera línea: "La leche para los chicos es siempre la mejor. Prefiero hacer un esfuerzo y no llevar carne".

Avanzan las marcas propias

Según el último informe de la consultora Home Research, en diciembre de 2008 las segundas marcas y las marcas propias tuvieron un crecimiento modesto en volumen respecto del mismo mes de 2007 (5,2 y 22,6%, respectivamente). Sin embargo, los representantes del sector supermercados consultados no coincidieron con estas conclusiones.

"La marca propia de Carrefour creció en ventas un 100 por ciento durante 2008, y en sólo un año aumentó su oferta un 40 por ciento, con un total de 1250 productos en perfumería, higiene, alimentos y bebidas", indicó una fuente de la empresa.

En los supermercados de descuento, con una extensa trayectoria en la comercialización de artículos de segundas marcas, el volumen de ventas también está en alza. "En enero la marca Leader Price aumentó sus ventas en un 10% [respecto del año pasado]", dijo Sergio Finzi, vocero del grupo Casino, dueño de supermercados Libertad y Leader Price.

Mientras, en Super Eki planean para este año impulsar el desarrollo de la marca propia. "Creemos que se puede aprovechar mejor la coyuntura", afirma Daniela Pallares, gerente de marketing de la empresa.

Comentá la nota