Por la crisis, España propondrá aumentar la edad de la jubilación

Es para contrarrestar el progresivo envejecimiento de la población y la caída del número de trabajadores activos. Buscan pasar de los 65 años actuales a los 67 para el 2015. La medida se presentará hoy y la debatirán sindicatos y patronales
Acosado por el rigor de la crisis económica y un grave proceso de envejecimiento de la población, el gobierno español decidió aumentar la edad de jubilación y tomar medidas para garantizar el pago de las pensiones. Se espera que la decisión lleve la edad para retirarse de los 65 años actuales a los 67 años, y será presentada hoy al Consejo de Ministros en su reunión habitual de los viernes por el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

El gobierno aumentaría en dos años la edad de jubilación a partir del 2013 hasta llegar a los 67 en el 2015. La medida será debatida por las patronales y los sindicatos.

Según revela un estudio presentado ayer, la edad promedio de jubilación en España son los 63 años, lo que seguramente será tenido en cuenta por el gobierno en las medidas que aprobará hoy.

En cuanto al envejecimiento, ayer se conoció un desolador informe indicando que en 2049 por cada diez trabajadores habrá nueve personas dependientes, una cifra que hará imposible, mantener el sistema de pensiones y seguridad social en los actuales términos.

Ante un concreto pedido de los empresarios, y numerosos rumores, Corbacho aseguró que "el gobierno no ha contemplado ampliar la edad de jubilación a los 70 años". El número total de pensionados de la Seguridad Social, en distintas modalidades, es de 8.614.876 con un crecimiento interanual del 1,7%.

La devastadora crisis económica ha golpeado duramente al estado de bienestar español aumentando desmesuradamente los beneficiarios que cobran el seguro de desocupación, más de cuatro millones de personas, y también incidiendo en la recaudación para financiar el sistema de pensiones.

La Seguridad Social presenta un superávit que ha caído un 41% (6.000 millones de euros) en 2009 respecto al año anterior. Una cifra muy preocupante si la tendencia continúa como se espera. Las causas del déficit están directamente vinculadas al aumento de los gastos por la desocupación y la pérdida de 727.473 afiliados en 2009.

El gobierno anunció que se ha aumentado en 2.000 millones de euros el Fondo de Reservas de la Seguridad Social que alcanzará los 62.000 millones de euros. "De esta manera se garantiza el pago de las pensiones hasta el 2030", señaló el ministro aunque hay que aplicar reformas para garantizar que los futuros jubilados tengan "las mismas garantías que ahora".

Pero existe consenso en que deben adoptarse medidas para proteger el sistema. Para hacer frente a las consecuencias de la crisis y las proyecciones negativas sobre el envejecimiento de la población, el gobernador del Banco de España reclamó que se retrasará la edad de jubilación.

Los empresarios y las Cajas de Ahorro, un sector esencial de las finanzas españolas, apoyaron la edad de retiro a los 70 años. Los sindicatos se opusieron insistiendo en que continuará la edad actual para jubilarse, los 65 años.

Ayer se conoció un estudio, que inmediatamente produjo una gran repercusión, del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que pronostica que en los próximos 40 años la población crecerá 2,1 millones de habitantes, llegando a los 48 millones de personas en 2049.

En esa fecha habrá el doble de personas mayores de 64 años que ahora, llegando a representar el 31,9% del total. Al sumarse los menores de 16 años, según el INE, casi la mitad de la población estará fuera de la edad de trabajar. En 2009, estos dos sectores demográficos representaban el 31,9% de la población.

En el 2049, aumentará la tasa de dependencia que refleja la relación entre quienes están en edad de trabajar y los dependientes. Ese índice aumentará del 47,8% actual hasta el 89,6%, lo que en la practica va a significar que la mitad de los habitantes de España estará en edad de no trabajar. Por cada diez trabajadores habrá nueve personas dependientes.

También ayer se conoció un estudio presentado por Rodrigo Rato, ex vicepresidente económico y ex director del FMI, en donde se proponen "algunas medidas que garanticen el equilibrio del bienestar". Se recomienda eliminar los incentivos públicos para la prejubilación y suprimir la edad obligatoria de jubilación.

El estudio sostiene que para el sostenimiento del actual sistema de pensiones hay que alargar la vida laboral de los trabajadores "ya que el actual tope de 65 años se fijó en 1900 cuando la población vivía una media de 60 años. Según la agencia Europa Press, el promedio de vida es de 87 años en mujeres, el mayor en Europa, y 83 en hombres. Esto ha creado una situación en la que aproximadamente 1,1 millones de personas entre 75 y 80 años comienzan a sufrir alguna discapacidad e incluso a entrar en situación de dependencia.

Comentá la nota