“La crisis empezará a amainar a fines de 2009”

Asegura que esta crisis tiene una “naturaleza novedosa”. China y Estados Unidos continuarán siendo protagonistas. Argentina sigue fuera del juego mundial y regional.
El director del Instituto de Planeamiento Estratégico y analista internacional, Jorge Castro, coincide con aquellos especialistas que prevén que en el segundo semestre de 2009 la crisis comenzará a reducir sus efectos mientras que el punto más agudo se extenderá entre estos últimos meses del año y el primer trimestre del que viene.

A su criterio, esta es una crisis de “naturaleza novedosa” y, en ese marco, enfatiza que la regla de la globalización es que “no la conduce ningún polo de poder. Todos van detrás de los acontecimientos”. Entiende que el esquema mundial después de la crisis seguirá liderado por Estados Unidos y China.

En conversación con LA MAÑANA, el experto plantea que Argentina no tiene ningún rol importante “porque sigue fuera del juego mundial e incluso del regional, encabezado por Brasil. Cada vez está más aislada”.

En un repaso por el mapa de alianzas, indica que para Japón la alternativa es seguir asociándose a China y al sudeste asiático, “sino seguirá de recesión en recesión, como le ha pasado en los últimos años”.

Castro destaca que en el equipo que acompañará a Barack Obama prevalecen los “globalizadores”, son los que avanzaron en los más importantes tratados de libre comercio durante los ’90. “Está extraordinariamente fuerte para arrancar”, grafica.

Subraya que la figura de Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, continuará siendo clave. “Es el mayor estudioso de la crisis del ’30 y conoce lo que hay que hacer para no repetir errores. Por eso hoy inyecta liquidez y rechaza los proteccionismos, para no imitar las equivocaciones”, agrega.

- Los especialistas debaten la forma de qué letra tendrá la crisis, qué duración tendrá. ¿Por qué hipótesis se inclina?

- La previsión de los 50 economistas más importantes de Estados Unidos, publicada por The Wall Streer Journal, es que en el segundo semestre de 2009 comenzará a amainar. La Reserva Federal hace la misma estimación. Estamos transitando el punto más agudo de este proceso que son estos meses finales de 2008 y el primer trimestre del próximo año.

- ¿Por qué la economía no reacciona de la manera y a la velocidad esperada a los estímulos que están imponiendo los gobiernos?

- Esta es una crisis de naturaleza novedosa. La regla de la globalización es que no la conduce ningún polo de poder. Todos van detrás de los acontecimientos. Llegan después de que se producen.

- ¿Terminada la crisis, Estados Unidos volverá a ser igual, a consumir, a gastar?

- Lo que puede ocurrir -hay que hablar con el mapa que hoy está dibujado- es que los dos países que sigan siendo protagonistas de esta globalización sean Estados Unidos y China. La última reunión del Grupo de los 20 muestra la plataforma de conducción. Con roles muy importantes de Brasil y China. No hay que perder de vista que Estados Unidos atrae el 75 por ciento de los capitales del mundo. El mapa es extraordinariamente simple: Estados Unidos y el resto del mundo.

- En ese mapa poscrisis, ¿qué papel jugará la Unión Europea?

- La característica del bloque es que frente a los fenómenos mundiales logre actuar como una unidad. Europa tiene dos problemas que le están costando mucho. Tiene un bajísimo nivel de productividad y una alta tasa de envejecimiento. Estos factores la dejan un poco al margen de los movimientos.

- ¿Y Japón? Muchos analizan si esta crisis se parecerá a la japonesa de los ’80…

- Después del estallido de su burbuja inmobiliaria en los ’80 Japón atravesó 13 años de recesión, que se convirtió en depresión. Después, en el ’96, entró en un período de cinco años de deflación del que logró salir por su vinculación con el mercado chino. Si tiene posibilidades de seguir con esa alianza, puede seguir sin grandes problemas. Tiene que apuntar a seguir con China y con el sudeste asiático.

- ¿La Reserva Federal seguirá teniendo un rol clave aún con Obama ya en la presidencia?

- Su presidente, Bernanke, es el mayor estudioso de la depresión del ’30. En ese marco advirtió que el proteccionismo y la restricción de la oferta monetaria transformaron en depresión estructural la crisis. Por eso inyecta liquidez y no sólo lo hace Estados Unidos. Un dato importante es la transferencia de 30 mil millones de dólares al Banco Central de Brasil para recomponer reservas.

- ¿Qué opinión tiene del equipo de Obama?

- Prevalecen los globalizadores, están quienes armaron los más importantes tratados de libre comercio de los ’90. Robert Gates ya aceptó que el cambio de política en Irak y en Medio Oriente es irreversible y es una señal muy clara. Es un gobierno extraordinariamente fuerte para arrancar.

- ¿Y Argentina?, ¿qué rol tiene?

- Está ajena al juego de poder global. Cada vez está más aislada, no sólo del mundo sino también de la región.

Comentá la nota