La crisis educativa: se acentúa la mudanza desde las escuelas públicas a las privadas

Desde mediados de los '90, la demanda sobre los colegios privados comenzó a crecer año tras año. Esa tendencia se detuvo durante la crisis de 2001 y 2002 y retornó con fuerza a partir de 2003: desde entonces, la población de las escuelas privadas de la Provincia pasó de 1.165.012 alumnos a 1.499.125.
En las últimas dos semanas, padres de la Escuela nº 5 de la ciudad de La Plata dijeron "basta". Hartos de que sus hijos no tuviesen clases ni siquiera cuando paraban los auxiliares, se pusieron firmes y lograron que estuviesen en sus aulas incluso durante las últimas huelgas docentes. "Creemos que todo tiene un límite y a él hemos llegado", expresaron, en una carta dirigida a los maestros y que firman como "Padres en defensa de la educación pública".

El caso de quienes fueron a la escuela pública y hoy envían a sus hijos a la privada y el de los padres de la Escuela 5 son, en rigor, dos caras de la misma moneda: la escuela pública, la "del barrio", que aseguraba integración y la base para el ascenso social, y en la que se educaron millones de argentinos de 30 y pico de años para arriba, parece haber quedado presa de conflictos sociales y salariales que han desplazado el debate educativo.

¿Que paso en el medio?

"Antes, quien no andaba bien en la escuela pública pasaba a la privada, ahora es al revés", enfatiza el profesor de Matemáticas e integrante del gremio de docentes privados, Marcelo Mayo.

"Es un proceso que no puede explicarse sólo desde lo educativo; para comprenderlo hay que tener en cuenta los cambios que sufrieron los sectores medios en los últimos años", dice Enrique Fernández Conti, miembro del Colegio de Sociólogos de la provincia de Buenos Aires.

En ese sentido subraya que "la escuela pública socialmente integradora y que brindaba una educación de calidad creció en el marco de una sociedad asalariada. A partir de los '70 comienza a darse una segmentación social que se consolida en los '90. Es entonces cuando la escuela pasa de ser una institución educativa del Estado a una institución del Estado que recepciona toda la problemática social".

Como los sectores medios siguieron apostando fuertemente a la educación y "sintieron que el Estado ya no se la garantizaba, entendieron que la escuela pasó a ser otro servicio que hay que pagar".

La revalorización de la educación como camino de ascenso social se deja ver en un dato que resalta Fernández Conti: "si se analizan los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del último semestre de 2006 -luego el Indec dejó de brindar cifras, dice-, se observa que un 12% de sectores que están bajo la línea de pobreza también inscribió a sus hijos en escuelas privadas. Y no buscando una mayor calidad, algo que puede discutirse, sino continuidad".

"Exigencia e inclusión"

"Un momento muy crítico fue el de la Ley Federal de Educación (implementación de la EGB). Con la lógica de que extendiendo la primaria se extendía la obligatoriedad, se pagó un costo altísimo en términos pedagógicos y de deserción en el secundario (Polimodal)", subraya el subsecretario de Educación Bonaerense, Daniel Belinche.

Y agrega: "las sucesivas crisis económicas deterioraron todas las instancias del Estado. Y si bien la escuela fue la única que quedó cumpliendo su tarea, fue tan dañada que ocupó el lugar de la contención social, como caja de resonancia de todo lo que ocurría alrededor".

Frente a aquella primarización de la enseñanza, la cartera educativa provincial apuesta al nuevo sistema de primaria y secundaria de 6 años cada una. No obstante, "el necesario proceso de recuperación de la escuela de barrio, donde los chicos puedan ir con sus amigos a recibir una buena educación será lento y progresivo", reconoce el funcionario.

"El proceso de deterioro empezó hace muchos años. Y se entró en un círculo vicioso de falta de inversión y conflictividad que afectó a la escuela pública y favoreció a la privada", acota Marcelo Mayo, para quien la otrora escuela de barrio fue reemplazada, en cierto modo, por las parroquiales subvencionadas y con cuotas accesibles.

"El paro constante se ha naturalizado y eso no es posible, porque el sujeto básico de la educación son los chicos", opina Belinche, y señala que el primer paso de la recuperación "debe pasar por tres aspectos básicos: en 2010, la escuela debe estar abierta todos los días, el docente en el aula y los niños estudiando".

Comentá la nota