La crisis económica demorará el Bioceánico

El asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Nación, Antonio López Crespo, reconoció que la crisis económica (internacional y nacional) demorará las obras destinadas a poner en marcha el Corredor Bioceánico Norpatagónico por el paso Cardenal Samoré.
En tal sentido dijo que la crisis frenará muchas inversiones y que la Ruta 23 no estaría concluida antes del 2012. No obstante confirmó que el proyecto es una decisión de estado de Chile y Argentina, que es vital para el desarrollo de sus economías y que se concretará.

El funcionario nacional brindó ayer dos exposiciones sobre el corredor bioceánico: por la mañana ante la prensa y por la tarde en la Universidad FASTA. En la primera estuvo acompañado por el intendente local, Marcelo Cascón, el ministro de Turismo de Río Negro, Omar Contreras y el presidente de la Cámara de Turismo local, Alberto Del Giudice, entre otros. A contramano de lo que sucede en Villa La Angostura el sector empresarial y político de esta ciudad ve con buenos ojos la integración regional y el desarrollo del comercio entre el Atlántico y el Pacífico.

López Crespo sostuvo que desde la región hay que mirar al mundo y dejar de lado localismos propios del pago chico. Enumeró las ventajas del corredor y el nuevo horizonte para Argentina y Chile en su comercio exterior. "En el actual contexto mundial o nos unimos o desaparecemos", sentenció. Enumeró una larga lista de beneficios comerciales que tendrá Argentina para vender sus productos hacia los mercados asiáticos, por el Pacífico.

El experto negó que todo el comercio deba realizarse por el paso Cardenal Samoré y sostuvo que también deberán desarrollarse los pasos por Pino Hachado y El Manso, entre otros. No obstante explicó que el primero es el que ya está operativo y por lo tanto tendrá prioridad. Restó importancia a los alarmistas que afirman que "circularán 5.000 camiones por día" y aclaró que "hoy entre ida y vuelta pasan menos de cien".

No obstante se esforzó por aclarar que "el corredor debe contemplar la continuidad del turismo y se deberán buscar las soluciones y realizar las obras para no afectarlo".

Asimismo, detalló las ventajas de abrir el primer corredor por la Ruta 23 hacia San Antonio Oeste y no por Zapala, Neuquén y Choele Choele hacia Bahía Blanca.

Argentina y Chile tienen unos 5.500 kilómetros de frontera conjunta, la más larga del mundo.

Comentá la nota