La crisis económica complica la búsqueda del primer empleo

A la hora de entrar al mercado laboral, los jóvenes sufren el impacto del 9,8 por ciento de desocupación.Se estima que el 20 por ciento de las personas de hasta 25 años no tiene trabajo actualmente.
En un mundo que perdió millones de puestos por la crisis económica y una provincia con el 9,8% de desocupación, encontrar la puerta de entrada al mundo del trabajo se hace cada vez más difícil para los jóvenes.

El índice de desempleo del primer trimestre de 2009 ubica a Salta entre los siete aglomerados urbanos laboralmente más complicados y la escasez de vacantes se siente principalmente entre los que necesitan ingresar por primera vez al circuito del empleo.

Esta nota es parte de una producción de la Red de Diarios en Periodismo Social, que hoy tratan la misma problemática.

Según estudios del Ministerio de Trabajo de la Nación, las mayores dificultades de inserción se sufren cerca de los 20 años. "Experiencia" o "referencias comprobables" son los requisitos que exigen los avisos clasificados y renunciar a beneficios aparece como un camino para obtener conocimientos y comenzar la vida laboral.

Fátima y Romina, con 22 y 20 años, están trabajando por primera vez como promotoras en el centro. Cuentan que cobran por hora y en negro, aunque aún así valoran la oportunidad de tener ingresos.

El frío las hace pasar algunos malos ratos y a veces la gente tira frente a ellas los folletos que le entregan en la calle. "Es como si se nos rieran en la cara", lamentan. Sin embargo, rescatan que la tarea suele ser sencilla y se esperanzan con el puesto en blanco.

"Muchas chicas arrancan sus carreras con promociones y a veces pasan a formar parte de la planta de una empresa", argumenta Romina, que destina el dinero que gana a sus estudios de Recursos Humanos. Su visión es similar a la de miles de jóvenes que encuentran en la primera ocupación una vía de acceso a mejores empleos y aceptan las condiciones que plantea el mercado.

Sin espacio

Datos de la Organización Internacional del Trabajo indican que más de un 20% de los 6.500.000 jóvenes que viven en Argentina están desocupados. Además, la población de hasta 25 años es la que más sufre la precariedad laboral. De los que tienen empleo a esta edad, un 60% está bajo contrataciones informales.

Según el INDEC, de 209.000 personas ocupadas en Salta, el 44,3% no están registradas. La cifra de empleo en negro bajó con respecto al primer trimestre de 2008 -cuando se ubicaba en el 46,7%- pero sigue estando entre las seis más altas del país.

Las condiciones actuales muestran que para los jóvenes el acceder a aportes jubilatorios es un raro privilegio. "Es bueno trabajar en blanco... me servirá cuando llegue a grande", opina Paola, que con 18 años se siente afortunada porque consiguió su primer trabajo en un negocio de comidas rápidas y no está en negro.

Según el ministro de Trabajo de la Provincia, Rubén Fortuny, "en el último año se generaron 13.000 puestos en la provincia". Las nuevas oportunidades, sin embargo, no alcanzaron para las 18.000 personas que se incorporaron desde 2008 a la población en edad de ocuparse y los que ya estaban sin ubicación laboral.

"Se perdieron 55 millones de empleos en el mundo con la crisis y estamos tratando de llevar la situación de la mejor manera", sostuvo.

Comentá la nota