La crisis y el dólar frenan las ventas de notebooks

Cayeron hasta un 38%, según datos de consultoras y empresas
La suba del dólar, en justa combinación con la crisis y el clima electoral, terminaron con la fiesta de ventas de notebooks iniciada hace casi dos años, y la caída podría profundizarse si se aprueba un proyecto del Poder Ejecutivo, que elevaría un 34% los precios de estos equipos y otros artículos electrónicos como teléfonos celulares y pantallas de LCD.

Las compañías agrupadas en la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (Cicomra) reconocieron ayer que entre enero y abril pasados las ventas se desplomaron un 20% interanual por el aumento del 17% en los precios, producto de la variación del tipo de cambio. Entre las firmas agrupadas en la entidad hay grandes jugadores, como Hewlett Packard, BGH, Dell, Lenovo, Sony, Telecom, Telefónica, IBM y Microsoft.

El dato de las corporaciones se alinea con un informe de la consultora GfK Retail & Technology, que revela una caída del 38% en las ventas entre enero y marzo, en comparación con el mismo período de 2008. Y a eso se suman experiencias particulares como la de Sicsa, fabricante de Olivetti, la marca que quebró el piso de los 2000 pesos para estos equipos en 2007. "En el primer semestre del año pasado vendimos 44.000 equipos y este año estamos arañando las 3000 unidades mensuales. La situación es complicada, y así como nosotros vendemos menos, Intel vende menos procesadores y Microsoft, menos licencias", dijo Gustavo Vilches, presidente de Sicsa.

"La caída se da en parte por el tipo de cambio, porque la elasticidad de la demanda está absolutamente ligada al precio y nosotros tenemos las listas de productos en dólares. El negocio también se frena por la crisis internacional, la crisis del campo, las elecciones... todo contribuye a desacelerar el consumo", agregó.

La visión de Vilches es compartida por Norberto Capellán, presidente de Cicomra, y Pablo Tedesco, de la consultora TBI Unit, quien señaló que "la incertidumbre local, la crisis mundial y las elecciones hacen que el consumidor revea sus compras y sus consumos". En lo que respecta a los precios, explicó que "vienen en baja porque desde hace tres años ha habido mucha competencia; el tema es que al subir el tipo de cambio, si se mide en pesos, subió respecto de los precios anteriores".

Proyecto polémico

La tendencia negativa podría profundizarse, según los empresarios, si el Congreso aprobara el proyecto de ley del Ejecutivo que eleva los impuestos a las notebooks y a un listado de productos más entre los que se cuentan celulares y monitores de LCD. De hecho, hoy la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados analizará ese proyecto, que grava con impuestos internos los productos y eleva el IVA a algunos de ellos, como las notebooks.

"Si lo aprueban, los precios van a subir hasta un 34%, porque los fabricantes van a trasladar automáticamente a los productos la suba de impuestos", dijo ayer Capellán, quien destacó que "la medida persigue un objetivo fiscal que no va a existir, porque las ventas se van a desacelerar y el Estado va a recaudar menos".

En esa línea, anticipó que las compras de celulares podrían caer un 7% y las de computadoras portátiles, otro 20 por ciento. Y dijo que la cámara ya se había reunido con representantes de la comisión para explicar su posición y que en el transcurso de la semana se reunirían con la ministra de Producción, Débora Giorgi, que delineó el proyecto.

También ayer manifestó su preocupación por el proyecto la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la República Argentina (AmCham). En un comunicado, la entidad precisó que derivará en pérdida de empleos, aumento del contrabando, baja de ventas y suba de precios. El rechazo al plan oficial también lo formuló, días atrás, la Cámara Argentina de Máquinas de Oficina, Comerciales y Afines (Camoca).

Comentá la nota