Crisis y el desempleo marcarán las estrategias electorales

Oficialistas y opositores dejaron entrever que en los comicios legislativos nacionales del año próximo las acciones y discursos de campaña girarán en torno al complejo escenario económico y social.
Los comicios legislativos nacionales programados para octubre de 2009, en los que Tucumán renovará tres bancas en el Senado y cinco en la Cámara baja, se desarrollarán en un contexto muy diferente a los de años anteriores, debido a la crisis financiera global y sus repercusiones en la economía local. Y todo parece indicar que las colas de tucumanos buscando empleo serán mucho mayores a las de los electores para ingresar al cuarto oscuro.

Dirigentes, de distintas extracciones consultados por EL SIGLO, dejaron entrever que las dificultades financieras y los vaticinios sobre el crecimiento del desempleo marcarán las estrategias de campaña.

La lectura del oficialismo

El ministro de Gobierno y secretario general del PJ local, Edmundo Jiménez, admitió que "2009 será un año electoral diferente, condicionado por los vaivenes de la economía, en el cual el Gobierno pondrá todo su empeño para lograr un acompañamiento de la ciudadanía, con obras que generen trabajo". El funcionario admitió que en la gestión de gobierno de José Alperovich observan con preocupación la posibilidad de que la recesión produzca una caída en los niveles de ocupación.

"Si todo discurre por carriles normales, dentro de lo previsible, Tucumán saldrá bien de esta situación; pero somos cautelosos y estamos preocupados por las fuentes laborales, por lo que ese será el principal punto a tener en cuenta en los próximos meses, para que a la crisis la soportemos todos y el empleo no se convierta en la variable de ajuste", puntualizó.

Jiménez opinó que, "como en todo proceso electoral, los comicios de 2009 significarán una evaluación para el Gobierno provincial, pese a que se eligen autoridades nacionales". Al respecto, dijo que "los méritos para que la ciudadanía siga acompañando a esta gestión están a la vista, con un trabajo de cinco años, donde se mostró un gobierno preocupado por los que menos tienen, por el Interior, la salud la educación y las obras públicas".

"No alcanzará con los bolsones"

Para el legislador provincial y titular Fuerza Republicana (FR) Ricardo Bussi: "La crisis financiera internacional va a golpear con fuerza a las arcas nacionales, especialmente por la caída del precio de los comodities, en los que se basa la economía del país". Según el opositor "esto repercutirá hondamente en Tucumán atento que el 80 por ciento de los recursos provinciales proviene de la Nación" y vaticinó que "los esfuerzos que ha iniciado la provincia para mejorar la recaudación, previa modificación del Código Tributario, con una sobrevaluación de inmuebles y un aumento del Automotor van a caer en saco roto, por cuanto las posibilidades de los contribuyentes de cumplir con el Estado se encuentran exhaustas". En este contexto, Bussi consideró que "Tucumán está frente a una encrucijada, ya que será muy difícil avizorar un 2009 venturoso, sobre todo tratándose de un año electoral. La falta de inversiones genuinas y de competencia leal en el mercado interno, debido a que siempre se hacen leyes con nombre y apellido, nos ponen frente a un capitalismo falso, que perjudica a la economía, aumentando la pobreza, el desempleo y la exclusión para transformar en millonarios a unos pocos amigos del poder", disparó.

Por último, dijo: "En 2009 al oficialismo no le alcanzará con repartir bolsones previamente a las elecciones, porque la gente está harta de las mentiras; y, por eso, seguramente los tucumanos en FR encontrarán un canal de protesta y de reclamo, porque el voto a nuestro partido es el que más le duele al alperovismo y al kirchnerismo.

Presagios de colapso social

El legislador Osvaldo "Renzo" Cirnigliaro (Partido Laborista), recordó que "en los países centrales se resolvió inyectar fondos, con distintas variantes destinados a neutralizar la recesión de esta crisis global y sistémica; algo que en los países periféricos a veces se imita torpemente y sin restricciones, sin tomar en cuenta las dificultades que puede ocasionar".

Para Cirnigliaro, las medidas del Gobierno nacional, en ese contexto, "resultan insuficientes, tardías y, de algún modo, equivocadas".

Además, dijo que existen dos propósitos que se contraponen: "pretender neutralizar los efectos negativos de la crisis, y hacer proselitismo político para ganar las elecciones de 2009 al mismo tiempo. En el fondo, el pueblo y los agentes del sistema reclaman la definición de un proyecto sustentable en el tiempo, antes que medidas tendientes a adquirir electrodomésticos", dijo. Todos esos factores, según Renzo, originan una falta de confianza que genera un vacío de liderazgo. La ausencia de líderes con una decidida y audaz propuesta de salida, honesta, justa y progresista, incrementa la incertidumbre", acotó.

Para terminar, aseguró que "la caída de los precios de las materias primas y la presión de la deuda externa, van a generar severos problemas fiscales; mientras aumentaron el hambre, la pobreza y la desocupación. Los ingredientes para un colapso social crítico en 2009 ya están configurados", presagió.

Optimismo radical

El concejal José Luis Avignone consideró que, "pese al contexto de crisis en el que se desarrollarán los comicios de 2009, la UCR tendrá un saldo positivo, porque está en un proceso de franca recuperación y encaminada a recuperar el terreno perdido. Creemos que están dadas las condiciones para imponer un senador y un diputado", vaticinó.

No obstante, admitió que "la crisis financiara seguramente repercutirá en nuestra economía y seguramente influirá en el desarrollo de la campaña electoral. Por un lado, los gastos serán mayores que en épocas normales y habrá que trabajar con pocos recursos, y, por otro, los discursos tendrán que ser más cautos, porque una chispa en este contexto puede generar un incendio incontenible", explicó.

Avignone recalcó que, en ese marco, "la prioridad para el Estado debe ser evitar los despidos y cierres de empresas, con medidas que también sostengan el pago en tiempo y forma de los salarios públicos y privados".

"Desafíos diferentes"

El ex parlamentario y referente del Proyecto Tucumán (PT), Ernesto Padilla, reconoció que "las elecciones legislativas de 2009 plantean desafíos diferentes, según sean los intereses a preservar desde el oficialismo o desde la oposición". A propósito, sostuvo que "la crisis económica que se anticipa para 2009 no es un dato menor en las posibilidades electorales del oficialismo" y denunció que "lo poco que tengan las arcas oficiales será utilizado buscando la mayor rentabilidad política posible. Por ello, nuestra tarea, desde la oposición, será la de lograr que PT madure en una verdadera alternativa al oficialismo, y de muestras de compromiso con los valores que reclama la sociedad, como la calidad institucional, la división de poderes, el acceso a la información pública y la transparencia en el uso de los fondos públicos", añadió.

El opositor denunció que "el oficialismo viene acumulando recursos con fines netamente electorales, y por eso, en 2009, presenciaremos, como nunca antes, el impúdico uso de dineros públicos volcados a disciplinar a gobernadores e intendentes, y, a través de ellos, a seducir a los millones de ciudadanos a quienes someten a una vida de ignorancia y por debajo de la línea de la pobreza, para obtener votos".

Pronostican la derrota K

El dirigente peronista Rodolfo Ocaranza (Movimiento Productivo Argentino), advirtió que "2.009 será un año muy complicado para la Argentina y especialmente para Tucumán por la crisis financiera global".

Recordó que "en ese marco, con vencimientos de deuda, niveles de reserva menores a los que se tenían hasta hace un año, riesgo país propio de un Estado en default, y medidas incoherentes, espasmódicas e improvisadas, además de nulo acceso al financiamiento, lo que obligarán a optar por recortes en planes y programas, Argentina sufrirá sus consecuencias".

En el mismo sentido, sostuvo que "Tucumán padecerá indudablemente esos recortes, que llevarán a disminuir sensiblemente la actividad económica, y ello lamentablemente se trasuntará en pérdidas de empleos, menores inversiones y achicamiento de las existentes".

En ese contexto, según Ocaranza "las próximas elecciones van a resultar una enorme prueba para la gobernabilidad del país y de Tucumán. Estoy seguro que a nivel nacional el kirchnerismo pierde las mismas y a nivel local el gobierno estará muy lejos de repetir perfomances como las de las dos anteriores", pronosticó el ex parlamentario provincial.

"Bicentenario socialista"

"2009 tiene que ser un año en el que el pueblo trabajador prepare un Bicentenario socialista; en un contexto en el que los centros más sólidos del capitalismo, como son los bancos, las aseguradoras, los pulpos y los propios Estados, se desmoronan de día en día", reflexionó el titular del Partido Obrero (PO), Daniel Blanco.

El dirigente de izquierda aseveró que "Argentina es un eslabón débil de este capitalismo mundial en bancarrota, donde salta a la vista que ninguno de los problemas que llevaron en el 2001 al país a la quiebra ha sido resuelto. Los planes anticrisis del Gobierno, que hasta hace poco declaraba que estábamos ajenos a la crisis, son puro negocios; mientras que para los trabajadores solo hay congelamiento salarial, suspensiones y despidos", agregó.

Según Blanco, "los partidos patronales opositores plantean que hay que volver al FMI y realizar una devaluación como reclaman los sojeros para salvar sus negocios, pero que va a desatar una espiral hiperinflacionaria y acelerará un nuevo default. En cambio, el PO va a encarar el nuevo año con espíritu de lucha y de organización para que la salida a la crisis la determinen los trabajadores, para que tengamos un Bicentenario socialista", subrayó.

Seguridad, desempleo y exclusión

El líder del Socialismo en Tucumán, Rodolfo Succar, consideró que "la realidad del país al finalizar el 2008, nos permite inferir un 2009 complicado, donde el desafío de los gobiernos nacional y provincial les tocará enfrentar tres cuestiones de mucha sensibilidad social: la inseguridad; el desempleo; y el incremento de la exclusión social".

Succar lamentó que "ambos gobiernos no entiendan la importancia de consensuar políticas de Estado para enfrentar con éxito estas situaciones, y azuzados por la necesidad de un triunfo en las urnas, continuarán aplicando políticas hegemónicas y muchas veces superficiales que no aportarán a las soluciones de fondo que hoy la sociedad argentina exige. Se debería, por ejemplo, convocar a todos los sectores a diseñar un proyecto de Nación ante la proximidad del Bicentenario, o conformar los Consejos Económicos y Sociales con participación plena de sectores políticos, y sociales, como así también del trabajo y de la producción, donde se puedan abordar políticas para superar las dificultades enunciadas anteriormente", sugirió.

Para terminar, el dirigente socialista vaticinó que "en 2009, tanto en el orden nacional como provincial, se deteriorará aún mas la calidad institucional".

Comentá la nota