La crisis no deja alcanzar altura

Salvo en obras viales, directamente vinculadas con la actividad pública, en todos los rubros se observan caídas importantes en el nivel de construcción de mayo. Menos permisos de edificación y expectativas poco favorables.
La caída en el nivel de actividad en el sector de la construcción fue del 4,6 por ciento en mayo respecto del mismo mes del año pasado y del 3,1 por ciento si se considera el conjunto de los primeros cinco meses de cada año. El informe mensual que elabora el Indec para el sector da cuenta de un leve repunte respecto de abril, que no alcanza a revertir la caída iniciada en junio del año pasado ni las expectativas poco favorables para los meses próximos.

Al analizar los Niveles del Indice Sintético de actividad de la Construcción (Isac) que elabora el Indec se observa que, comparando mayo contra mayo, sólo el bloque de obras viales refleja una variación positiva (3,4 por ciento). De los demás rubros, la mayoría registra caídas interanuales importantes: 36 por ciento en construcciones petroleras; 10,7 en Otras obras de infraestructura (no viales); 8,2 en Edificios para otros destinos (no viviendas). Las construcciones del bloque Edificios para viviendas se anotaron un muy leve descenso interanual, del 0,6 por ciento. Otros resultados informados por el Indec que muestran la evolución del sector son los siguientes:

- Empleo. Con datos promedio del primer trimestre del año, los puestos de trabajo en relación de dependencia suman 384.309, 7,1 por ciento menos que un año atrás. Esto es, 29.451 puestos de trabajo menos. El nivel de empleo en blanco en el sector comenzó a caer a partir del tercer trimestre de 2008, cuando cayó 2,1 por ciento respecto del nivel del trimestre anterior. En el cuarto volvió a descender el 1,5 por ciento y en el primer trimestre de este año se aceleró la baja, con una pérdida del 5,6 por ciento de los puestos de trabajo.

- Insumos. Uno de los indicadores parciales de la evolución del sector es la demanda de insumos. En el mes de mayo, asfalto y pinturas para la construcción reflejaron fuertes incrementos respecto de un año atrás. 34,4 y 20,6 por ciento. En tanto que pisos y revestimientos cerámicos y ladrillos huecos registraron aumentos muy moderados, 1,4 y 0,3 por ciento respectivamente. Los rubros que registraron bajas fueron cemento (12,4 por ciento) y hierro redondo para hormigón (12,3). En el caso del cemento, también se nota una tendencia bajista al comparar la demanda de mayo con la de abril (-4,4 por ciento), al igual que pinturas para la construcción (1,8), aunque en este último caso con una variación altamente positiva respecto del año pasado, como ya se señaló.

- Expectativas. La consulta que mensualmente realiza el Indec entre las firmas del sector arrojó, esta vez, cierto clima o expectativas de estabilidad con tendencia levemente negativa, tanto en los que se dedican a la obra pública como entre los que se desempeñan principalmente con contrataciones privadas. Entre los primeros, el 43,3 por ciento esperaba que en junio se mantuviera estable el nivel de actividad. El 32,4 había respondido que esperaba que disminuyera y sólo una minoría relativa (24,3) que aumentara. Para los que trabajan fundamentalmente en el ámbito de construcciones privadas, un contundente 60 por ciento de las respuestas esperaba un mes de junio sin cambios, pero el 32 por ciento preveía una caída (tan sólo 8 por ciento tenía expectativas positivas). Sin dudas, el mes de las elecciones se anticipaba como un período de postergación de decisiones de inversión.

- Permisos. La superficie a construir registrada por medio de permisos de edificación, recabada en un listado de 42 municipios representativos, arrojó en mayo bajas del 2,1 por ciento respecto de abril y del 36,7 por ciento respecto del año anterior. Aquí se observa, con más virulencia, el efecto incertidumbre por el calendario electoral. Si se compara la superficie autorizada en los cinco primeros meses del año con respecto al año anterior, la caída es del 21,9 por ciento.

Comentá la nota