La crisis comenzó a impactar en la industria entrerriana

La UIER realizó un relevamiento en una gran cantidad de sectores industriales y asegura que todos atraviesan dificultades serias, por culpa de la crisis económica mundial. Dicen que habrá despidos.
Argentina no es una isla, vive dentro de un mundo globalizado, cuyas reglas implican que cuando la economía de un país cae, la de otras naciones también, cual efecto dominó.

Tanto Kirchner como Busti, decian en los actos del 17 de octubre, que se debían preservar las fuentes laborales porque algún “coletazo” la crisis iba a pegar, y ahora parece que está comenzando a hacerlo.

La Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), aseguró a INFORME DIGITAL que “movilizada por la actual crisis internacional, ha solicitado a los sectores industriales que representa un estado sintético de situación”.

Sector Industrial - Muebles

“Está inmerso en una crisis que genera alta preocupación por la ocupación de mano de obra intensiva. La caída de la demanda oscila en el 40 % y al no conocerse ni la profundidad ni la duración de la misma todo queda traducido en una profunda incertidumbre. Las Empresas trabajan en su propio FODA (El término, es una sigla conformada por las primeras letras de las palabras Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas, es una herramienta que permite conformar el cuadro de situación actual de cada empresa) pero la falta de políticas de Estado y la incertidumbre antes mencionada hace que no puedan emprender ningún camino sustentable. Inflación y recesión son fuerzas que se suman inevitablemente y hacen imposible sostener una mínima actividad equilibrada”, fue lo que pudieron relevar de este sector desde la UIER.

El sector Industrial asegura que “las empresas tienen vocación de desarrollo pero no se encuentran caminos orientadores por parte del Estado. No existe posibilidad de previsibilidad en las variables inflación, tipo de cambio, impuestos, etc.).

La crisis mundial provoca cierre de mercados y el riesgo de que nos invadan productos importados. Se requieren acciones urgentes y claras por parte del Estado que puedan dar a las empresas la posibilidad de desarrollar una mínima planificación sustentable y minimizar la pérdida de puestos de trabajo ya que la recesión es inevitable. No se solicita cierre de fronteras pero sí decisiones que puedan hacernos competitivos” demandan los industriales.

Sector Industrial Maderero – Placas

“La situación actual está afectando frentes básicos:

1- Caída de los índices de la construcción que directamente impactan en el mercado con una pérdida hasta el momento del 35 %.

2- Ingreso de muebles desde Brasil, que pone en riesgo la producción de la industria nacional, principal consumidora de tableros producidos localmente.

3- Fuertes devaluaciones en los países a los cuales argentina exporta con la pérdida casi total del mercado.

4- A pesar de la crisis, existe continuidad en el incremento de costos internos”, indica el documento enviado.

Sector Forestal

“La actividad maderera se encuentra severamente afectada ante la incertidumbre que se vive en el país.

Ante un sondeo realizado por el INFER, entre más de cuarenta asociados; ubicados en las localidades de Ubajay, Concordia, Federación, Chajarí, y Sur de la Provincia de Corrientes, se verifica que se ha producido una merma en las Ventas de hasta un 70%; así como también situaciones puntuales de cese total de actividades” asegura la UIER.

Debido a esto, se producen “despidos de personal, bajas en los niveles de producción con establecimientos que trabajan sólo tres días a la semana”, aseguran los industriales. Y agregan que “se suma a esta situación el corte en la cadena de pagos, y el dilatamiento en los plazos de cobro”.

En tanto que “por los informes de las Cámaras de la Construcción, esto no hace más que llevar mayor preocupación al Sector Maderero, por cuanto las perspectivas en cuanto a obras públicas y privadas, demuestran una paralización alarmante”.

Sector Citricota

“Enfrenta un panorama muy complejo, ya que existen trabas fitosanitarias y paraarancelarias en los principales mercados externos (Unión Europea, Hong Kong). También hay déficit a la hora de negociar mercados internacionales. Y además, faltan promociones industriales”, asegura la UIER.

“Se debe pensar la provincia bajo el diseño de un modelo exportador y sostenedor de los mercados por el valor agregado de nuestras materias primas”.

Sector Lácteo

La UIER asegura que el panorama es similar a los demás sectores: “Con las diversas trabas internas y externas, la situación es muy grave. El principal producto industrial que se exporta es la leche en polvo, de U$S 5.200 la Tonelada, pasó a U$S 2.800 la Toneladas., sumado las trabas internas a las exportaciones. Se deben liberar las exportaciones para frenar la caída de la demanda por no cumplimiento comercial con los mercados externos”.

Sector Metalúrgico (acoplados, maquinarias):

“Es un sector muy comprometido ante la crisis, ya que la devaluación del Real en Brasil dejó desfasada a la industria nacional. Debido a esto, comienza a haber caídas de mercados en tanto que se produce un fuerte nivel de incertidumbre que hace que no se generen negocios en el nivel de meses anteriores. La crisis del campo había derivado en una retracción de ventas entre un 20 y 30 % pero en el presente mes de octubre se avizora que la disminución llegará al 50%”, dicen los industriales.

Y agregan que “por otro lado los insumos en dólares, que aún a un valor de $ 3.05 en el caso del proveedor de chapa (Siderar), en el año 2008 ha tenido un aumento en dolares del 24 % de la chapa, sumando desde el 10 de Agosto a hoy un aumento del 16,50 % también en dólares, a lo que se debe trasladar el 5% del dólar se está en un 30 % en el año de aumento en dólares. En los 9 primeros meses se debe promediar un aumento de insumos del 26%”.

Indican además que “la incertidumbre se acrecienta con la competitividad que adquieren los productos Brasileros, que han generado mucho daño a la industria nacional. En acoplados, semiremolques no se ha visto si se encuentra dentro de los productos protegidos, pero si no se hace nada seguro que nos va a complicar más aún por la posibilidad de ingresos que tienen por el régimen de Mercosur”.

Sector Avícola - Ovoproductos

“Situación Financiera: Limitación de márgenes de Créditos asignados oportunamente y acceso a los mismos, encarecimiento de todos los créditos, desde adelanto de Cuenta corriente, Negociación de Valores, etc”, asegura el documento enviado a INFORME DIGITAL.

En donde agregan que “en el mercado nacional se aprecia la postergación de los Programas iniciales de Producciones de Budines y Pan Dulce para las Fiestas de Fin de Año, que son previstos inicialmente para mediados de Septiembre de cada año y hasta el momento están en un ritmo muy bajo por falta de Programas de ventas de los Supermercados, con estimación en baja del 20% respecto a las iniciales”.

“En el mercado Internacional, se continua con los programas trazados, pero con riesgos de ser reducidos. La amenaza es Brasil por el tipo de cambio fundamentalmente. Los Proveedores de Huevos y productores Avícolas, manifiestan continuamente la no posibilidad de compra de Maíz y Soja y sus derivados a los Precios de pizarra sino a precios de $450 por Ton de Maiz y 950 por Tonelada de Soja. Además se incrementan los costos de Producción respecto de otros Países y peligra fuertemente el abastecimiento a estas aves (ponedoras), sin ración diaria de alimento, se tiene un impacto fuerte en la Producción peligrando el abastecimiento industrial”, explica la UIER.

Sector Papelero - papeles para embalaje

“La actividad se encuentra afectada por la situación general del mercado, presentando una disminución de la demanda del orden del 20 %. Hasta el momento se mantiene, con algunos cambios de programación, el nivel de producción normal; el incremento de stocks obligará a disminución de turnos, adelantamiento de vacaciones, baja de personal temporario, suspensión de horas extras, y demás medidas similares. La devaluación del real expone claramente la posibilidad del incremento del ingreso de papeles origen Brasil.

La UIER señaló que frente a la crisis financiera mundial, “Argentina debe apostar a la producción y para ello entre otras cosas se requiere:

-Salarios: No variación de los pactados en las convenciones colectivas de trabajo

-Juicios Laborales: Frenar las ejecuciones hasta que se sancione una nueva ley ART.

-Resolver rebajas de impuestos y eliminación de los distorsivos.

-Bajar el gasto público, terminar con los subsidios y prebendas a las obras sociales y ahorrar gastos superfluos.

-Fijar políticas claras del gobierno en cuanto al equilibrio financiero. Disponer de un adecuado manejo en cuanto a reservas se refiere y claridad técnica (tasa racional) en cuanto a la solicitud de préstamos a organismos de crédito

-Resolver inversiones en infraestructuras productivas (puertos, energía, ferrocarril carga etc).

-Direccionar las fuerzas hacia la producción, la agro-industria e industria alimenticia, entre otras", asegura el comunicado de prensa enviado a este medio.

Comentá la nota